Un sencillo test pone en manos del médico la detección del pie diabético


La diabetes mellitus (DM) o diabetes tipo 2 es una enfermedad que no deja de crecer en la sociedad actual y consume una buena parte de la atención que se presta en los centros de salud. Precisamente una de las consecuencias más habituales de la DM, la neuropatía o pie diabético es el tema de un estudio que ha sido premiado en el XIX Congreso de la Sociedad Andaluza de Medicina Familiar y Comunitaria (Samfyc) que ha reunido a 1.200 facultativos de toda la comunidad. El trabajo tiene como objetivo el seguimiento de estos pacientes y la detección precoz de la neuropatía. Su consecuencia final puede ser la amputación del miembro.

De las 225 comunicaciones de investigación presentadas, el comité científico del congreso premió al trabajo presentado por profesionales del centro de salud del Torrejón y que llevaba por título ‘Validación de un test subjetivo para el diagnóstico de la neuropatía diabética’. Fue presentado por Aurora Pérez, siendo coautores Virginia Fernández, Marta Rodríguez, Antonio Ortega, Jesús Pardo y José Camacho.

Aurora Pérez explicó que el procedimiento tradicional de detección de la neuropatía o pie diabético es “el monofilamento, un pelo de plástico que se aplica en tres puntos de cada pie. Si se percibe insensibilidad en alguno de ellos se entiende que nos encontramos ante la presencia de la neuropatía”. La prueba la realizan los enfermeros.

La médico señala que con su estudio no descarta que se siga usando el monofilamento, aunque “la novedad estriba en un test consistente en unas pocas y sencillas preguntas que se le hacen al paciente”. Además, “el test lo hacemos los propios médicos con lo que agilizamos el seguimiento de los pacientes”.

El test se inspira en el conocido como Test de Texas, elaborado por la universidad de aquel Estado. Consiste en cuatro preguntas subjetivas que el paciente contesta y así se determina si existe afectación nerviosa. Sin embargo, este test no se había validado aquí por lo que no se conocía su utilidad adecuada en la población. Queda por definir un segundo paso que será la transcripción exacta de los términos empleados en el test, para lo que se cuenta con una traducción protocolizada de todos los términos.

Los investigadores del centro de salud del Torrejón han determinado su validez como prueba diagnóstica. El estudio ha mostrado la eficacia de realizar el test de manera anual. El monofilamento no se suprime pero quedará como medida confirmativa.

Las cuatro preguntas son: ¿Nota sus pies entumecidos? ¿Nota hormigueo como si una corriente eléctrica atravesara sus pies? ¿Nota en sus pies como si estuvieran corriendo insectos? ¿Nota en sus pies sensación de quemazón?. Se considera que la extremidad está afectada por la neuropatía si el paciente da al menos una respuesta afirmativa.

El estudio ha encontrado una prevalencia en la población onubense estudiada, del 19,48%, mostrándose más frecuente en pacientes de más edad y de mayor número de años de evolución de la diabetes. Aurora Pérez indicó que el porcentaje encaja con las estimaciones más habituales que hablan de una incidencia entre el 20% y el 40%: “Nos hemos quedado muy cerca de esos porcentajes a los que hubiéramos llegado sin duda si el estudio hubiera sido con más pacientes”.

La médico del centro de salud del Torrejón añadió que afortunadamente, las temidas amputaciones han decrecido enormemente, situándose en el 1% del total de los pacientes diabéticos. La causa es el mejor control de estos pacientes.

Aurora Pérez dio testimonio de una mayor concienciación de estos pacientes en cumplir de manera más estricta la dieta, el ejercicio y el tratamiento.

El temor al paso a la insulina, con los subsiguientes pinchazos, es uno de los acicates más eficaces para el autocuidado de los pacientes.

Aparte de este trabajo sobre la neuropatía diabética, el XIX Congreso de la Sociedad Andaluza de Medicina Familiar y Comunitaria (Samfyc) ha vuelto a demostrar los buenos resultados de la investigación realizada por la atención primaria onubense. Se presentaron 24 trabajos científicos procedentes de la provincia, desde los centros del Torrejón, Molino de la Vega, Adoratrices, Isla Chica, Ayamonte, y Cartaya hasta la Unidad Docente de Medicina Familiar y Comunitaria de Huelva. Además del premio conseguido por los médicos del centro del Torrejón cuatro trabajos fueron candidatos a ser premiados por el Congreso de la Samfyc.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s