Observan en diabéticos el fenómeno de la “segunda comida”


En las personas con diabetes tipo 2, como en las personas sanas, el azúcar en sangre aumenta mucho menos después de la segunda comida del día.

“La importancia de esa observación es que consumir un ‘snack’ reducido en carbohidratos y rico en proteína entre una y dos horas antes de una comida normal garantiza un mejor control de la glucosa (azúcar) después de la comida”, dijo el doctor Roy Taylor a Reuters Health.

“Eso proporciona la posibilidad de usar un mecanismo natural del organismo para mejorar el control, en lugar de usar fármacos adicionales”, añadió el experto.

El efecto exacto de ese enfoque todavía tiene que probarse en el largo plazo, dijo Taylor, del Grupo de Investigación de la Diabetes de la Newcastle University, en el Reino Unido.

“Es importante en la diabetes mantener los niveles de glucosa en sangre lo más bajos posible para minimizar el riesgo de sufrir complicaciones a largo plazo en los ojos, los nervios, los riñones y los vasos”, indicó Taylor.

En las personas sanas, el aumento del nivel de azúcar en sangre después del almuerzo es menor si se ingirió el desayuno. Para comprobar si ese efecto de la “segunda comida” ocurre en personas con diabetes, el equipo comparó durante tres días distintos los cambios metabólicos después del almuerzo en ocho obesos con diabetes tipo 2.

El primer día de prueba, los pacientes consumieron el desayuno y el almuerzo habituales; el segundo no ingirieron el desayuno; y el tercero omitieron la primera comida del día, pero ingirieron una inyección de arginina una hora antes del almuerzo.

La arginina aumenta la secreción de insulina, lo que ayuda a regular el nivel de azúcar en sangre.

En la revista Diabetes, el equipo escribió que el aumento del azúcar en sangre después del almuerzo disminuyó un 95 por ciento el día que los participantes desayunaron, “lo que confirma el efecto de la segunda comida en los diabéticos tipo 2”.

“Cuando el metabolismo se altera a sí mismo (después del ayuno nocturno normal) para transformar la comida, el cuerpo funciona más eficientemente”, explicó Taylor.

Los investigadores informaron también que la administración de arginina antes de la comida casi redujo a la mitad el aumento de la glucosa en sangre después del almuerzo. Esa estrategia “tiene un potencial terapéutico”, concluyó el equipo.

Fuente: Buena Salud

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s