Estilo de vida y Alimentación en el paciente con Diabetes


La Diabetes Mellitus es una enfermedad caracterizada por la acumulación de azúcar en la sangre debido a la carencia parcial o total de insulina.

El control adecuado de la enfermedad es indispensable para mantener el buen funcionamiento del organismo, así como para evitar sus consecuencias, entre ellas alteraciones en la circulación sanguínea, en la vista y los riñones, etcétera.

TRATAMIENTO

Su tratamiento está enfocado en controlar el metabolismo, de manera que se asemeje lo más posible a una persona sana. Esto permite prevenir o retrasar las posibles complicaciones de la enfermedad, así como conservar una buena calidad de vida y, en el caso de los niños, permite su correcto desarrollo. Para lograrlo, deben considerarse tres factores: la dieta, la actividad física y los medicamentos.

La alimentación debe ser casi igual a la de una persona sin diabetes; debe incluir todos los grupos de alimentos, ser variada y equilibrada. En el pasado se pensaba que debían consumir una cantidad limitada del grupo de cereales o eliminarlos totalmente, por ejemplo, evitar las tortillas, pastas, arroz, pan, etcétera. Sin embargo, en la actualidad se ha demostrado que no hay que disminuir la energía proveniente de estos nutrientes, pero hay que vigilar la cantidad y que la mayor parte sean cereales integrales para incrementar el consumo de fibra.

En el caso de los pacientes con diabetes que tiene sobrepeso u obesidad, el primer paso es alcanzar gradualmente el peso adecuado para la estatura y la edad por medio de una dieta baja en calorías prescrita por el Nutriólogo. Dicho profesional debe considerar también los gustos y economía del paciente, así como los horarios de inyección de la insulina o de los medicamentos que está tomando, de esta manera el apego al plan de alimentación será mayor.

Se recomienda tomar agua simple de 6 a 8 vasos diarios y realizar algún tipo de actividad física como caminata, hacerla de manera gradual vigilando sus niveles de glucosa, esto es, si va a realizar algún esfuerzo físico superior a lo habitual, lo mejor es comer un alimento rico en fibra antes del ejercicio para prevenir que se le baje el azúcar (hipoglucemia).

Por último, pero no por eso menos importante, los pacientes con diabetes deben aprender a controlar mejor sus emociones, ya que el estrés puede llevar tanto a hiperglucemias como a hipoglucemias.

Conozca la enfermedad, de esta manera es más fácil aprender a convivir con ella y hacer los cambios de estilo de vida necesarios para controlarla.

Fuente: El Sol de Hidalgo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s