34 por ciento de las personas fallecidas por la nueva influenza eran obesas o diabéticas


Sobre lo ocurrido con la pandemia de influenza A/H1N1, el especialista llamó la atención sobre el hecho de que 34 por ciento de las personas fallecidas a causa de la nueva cepa eran obesas o diabéticas. Comentó que las enfermedades crónicas desgastan el organismo y alteran el sistema de defensas, lo que explica que estos individuos sean más vulnerables frente a cualquier otra enfermedad.

—————

La mitad de los mexicanos tienen síndrome metabólico, es decir, una o más alteraciones físicas (sobrepeso, niveles elevados de glucosa, presión arterial, triglicéridos y colesterol) que los predisponen al desarrollo de enfermedades graves, como diabetes e hipertensión arterial, así como al riesgo de sufrir un infarto cerebral o al miocardio, afirmó Antonio González Chávez, organizador de la primera Conferencia Científica sobre Síndrome Metabólico.

Destacó la gravedad de este problema de salud pública, porque 90 por ciento de quienes actualmente padecen diabetes tienen como antecedente el síndrome metabólico. De haberse atendido en esa etapa habrían podido evitar el desarrollo del padecimiento, el cual representa la principal causa de mortalidad en el país.

En entrevista, González Chávez, también jefe de medicina interna del Hospital General de México, explicó que el concepto de síndrome metabólico se originó hace apenas una década, cuando se confirmó la presencia de alteraciones del organismo que hasta entonces eran atendidas de manera aislada, pero que en realidad condicionan el desarrollo de males comunes.

Es altamente probable –dijo– que una persona con sobrepeso u obesidad también presente niveles de glucosa más altos de lo normal, lo que significa que se encuentra en la etapa de prediabetes; o una presión arterial también alta sin todavía haber alcanzado la condición de hipertenso.

Un registro de niveles elevados de colesterol y triglicéridos incrementa el riesgo de eventos cerebrovasculares. Para el diagnóstico del síndrome metabólico también se incluye a las personas con antecedentes familiares de estos padecimientos, así como a quienes llevan una vida sedentaria y una alimentación no saludable.

Lo que ha predominado es el sobrepeso y la obesidad, explicó González, y puntualizó que la existencia de uno solo de estos factores de riesgo obliga al médico a buscar el resto de los síntomas del síndrome metabólico.

Destacó la importancia del tratamiento médico, porque, si se detectan en este estadio, es posible evitar y revertir la afectación a la salud, afirmó.

Sobre lo ocurrido con la pandemia de influenza A/H1N1, el especialista llamó la atención sobre el hecho de que 34 por ciento de las personas fallecidas a causa de la nueva cepa eran obesas o diabéticas. Comentó que las enfermedades crónicas desgastan el organismo y alteran el sistema de defensas, lo que explica que estos individuos sean más vulnerables frente a cualquier otra enfermedad.

Respecto a la cantidad de personas que presentan síndrome metabólico, indicó que en el Hospital General de México se realizó un estudio de los familiares que acompañan a los pacientes del nosocomio: individuos aparentemente sanos que no acudieron a solicitar consulta. Del total de entrevis- tados y examinados clínicamente, 46 por ciento presentaron los síntomas del síndrome metabólico y, de continuar esa tendencia, para 2025, 55 por ciento de la población estará afectada.

Fuente: La Jornada

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s