¿Por qué comer cereales?


Los cereales y sus diferentes variables como las harinas, las pastas y las legumbres, son la principal fuente de hidratos de carbono complejos de nuestra dieta y deben construir la base de nuestra alimentación, en especial si queremos prevenir las enfermedades cardiovasculares.

Estos alimentos representan una importante fuente de vitaminas del grupo B, hierro, proteínas y fibra vegetal, cuando son integrales. A pesar de lo beneficioso que resulta consumir una gran proporción de calorías de la dieta en forma de hidratos de carbono, es importante que mantengamos el control de las cantidades que ingerimos para no sobrepasar el número de calorías que necesitamos.

Las dietas altas en hidratos de carbono, 60% de las calorías totales o más, que contienen azúcares simples aumentan los triglicéridos y el colesterol LDL, reduciendo al mismo tiempo el colesterol HDL. Los triglicéridos altos constituyen por sí solos un factor de riesgo para padecer enfermedades cardiovasculares.

Los cereales, legumbres, verduras y frutas contienen sustancias no digeribles en el tubo digestivo humano, denominadas fibra dietética o vegetal, que aceleran el tránsito intestinal y reducen de modo notable la absorción de colesterol.

Recomendaciones 

*      Consumir al menos un plato de cereales, pastas o legumbres al día  

*      Cocinar la pasta en el tiempo específico que dice la envoltura, así evitarás aumentos abruptos de glucosa 

*      Comer legumbres al menos dos veces por semana 

*      Es preferible comer la versión integral de pan, cereales, harinas y pastas, a sus equivalentes refinados. La acción protectora de la fibra vegetal frente a las enfermedades cardiovasculares es de vital importancia y no debe subestimarse 

*      Ten presente que la mayoría de los productos de panadería, al igual que las galletas suelen elaborarse con grasas saturadas. Hay que consumirlos con precaución y consultar antes las etiquetas de información nutricional cuando se trate de productos industriales o procesados 

*      Cocinar cereales, pastas y legumbres con poca sal para prevenir la hipertensión 

*      Revisar el contenido de sal de las comidas preparadas, como arroces congelados, legumbres en conserva, entre otros. En caso de que sea muy alto, evita su consumo

La  alimentación es clave para tener una vida sana, cuídala mucho y come cereales.

Fuente: Todo en Colesterol

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s