En busca de una solución para jóvenes con diabetes tipo 2


Una nueva investigación abre una puerta a la esperanza para jóvenes que sufren diabetes de tipo 2. Investigadores de Irlanda, España e Italia estudiaron mecanismos desconocidos hasta ahora en células musculares que pueden revelar resistencias graves del organismo a la insulina y pusieron de manifiesto una respuesta menor al ejercicio aeróbico en jóvenes pacientes obesos que padecen este tipo de diabetes. Los resultados del estudio, sobre los que se ha publicado un artículo en la revista Diabetes Care, forman parte del proyecto DIABESITY («Nuevas dianas farmacológicas moleculares para la obesidad y la diabetes de tipo 2»), financiado con 11,6 millones de euros mediante el área temática de «Ciencias de la vida, genómica y biotecnología aplicadas a la salud» del Sexto Programa Marco (6PM) de la UE.

La diabetes de tipo 2 es la forma más común de diabetes en todo el mundo y en Europa supone casi el 90% de todos los casos de diabetes. Informaciones suministradas por el Instituto de Salud Pública de Irlanda sugieren que el 4,3% de la población irlandesa padece diabetes de tipo 2.

La diabetes de tipo 2 se diferencia de la de tipo 1 en que en la primera el organismo no genera suficiente insulina, una hormona producida por el páncreas, y no puede emplearla de forma adecuada. La diabetes de tipo 2 se produce al envejecer, pero la comunidad científica se ha percatado de que cada vez más jóvenes padecen esta enfermedad. Los expertos en la materia lo atribuyen principalmente a ciertos factores del estilo de vida como la obesidad, la alimentación y la falta de ejercicio. La diabetes de tipo 1 también suele denominarse diabetes juvenil. Suele aparecer en la infancia o la adolescencia por la destrucción de las células productoras de insulina por causas autoinmunes. Los pacientes de diabetes de tipo 1, y algunos de la de tipo 2, han de inyectarse insulina a diario para controlar su nivel de azúcar en sangre. Con el paso de los años, ambas enfermedades pueden provocar complicaciones graves si los niveles de azúcar se mantienen demasiado elevados.

«Se están dando casos de diabetes de tipo 2 en gente mucho más joven, debido normalmente a una obesidad precoz y fuertes antecedentes familiares de diabetes», explicó uno de los autores, el profesor John Nolan del Departamento de Medicina Clínica del Trinity College de Dublín (Irlanda), director del Grupo de Investigación sobre el Metabolismo de la misma universidad y del Hospital Saint James de Dublín.

«Este tipo de estudios nos proporcionan datos nuevos e importantes sobre el desarrollo y la evolución de la diabetes en pacientes jóvenes. En este estudio concreto hemos demostrado que los pacientes obesos y jóvenes con diabetes de tipo 2, en comparación con otros jóvenes igual de obesos pero sin diabetes, presentan proteínas y genes mitocondriales que funcionan de manera anormal. Las mitocondrias son los centros energéticos de la células y estas anomalías contribuyen a generar resistencia a la insulina y una respuesta muy reducida al ejercicio físico», añadió.

«El ejercicio aeróbico es muy efectivo para la prevención y el tratamiento de la diabetes de tipo 2 en personas mayores y de mediana edad. La diabetes de tipo 2 es la enfermedad crónica más importante de las sociedades modernas y supone una amenaza contra la salud de la población sobre todo en Asia y en los países en desarrollo», continuó. «El diseño de tratamientos específicos para la diabetes de tipo 2 en gente joven depende de un conocimiento más preciso de los mecanismos celulares de esta enfermedad. Nuestros estudios de la función mitocondrial muscular nos han permitido centrar los estudios de intervención en estos mecanismos nuevos e importantes.»

Esta investigación amplía el conocimiento sobre el desarrollo y la evolución de la enfermedad en pacientes de entre 18 y 25 años. Los investigadores confían en que sus descubrimientos conduzcan a tratamientos específicos mejorados para jóvenes aquejados de diabetes de tipo 2.

Al estudio también contribuyeron investigadores del Instituto de Investigación Biomédica de Barcelona (IRB), la Universidad de Barcelona y el Centro de Investigación Biomédica en Red de Diabetes y Enfermedades Metabólicas Asociadas (CIBERDEM), todos de España, así como el Instituto de Medicina Interna de la Facultad de Medicina de la Universidad Católica (Italia).

El proyecto DIABESITY reunió a 25 institutos científicos y agentes industriales de Dinamarca, Francia, Alemania, Hungría, Irlanda, Italia, España, Suecia, Suiza y Reino Unido.

Fuente: Cordis

Enlace: Diabesity

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s