Recetas mexicanas, pero bajas en grasa


El Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) en los Estados Unidos reelaboró una serie de recetas de comida mexicana, con las cuales se intenta preservar los platillos tradicionales y a la vez reducir el problema de la obesidad, así como la incidencia de males cardiovasculares.

Para ello sugiere que el pozole se haga de pollo o carne de res, los burritos vegetarianos, el pico de gallo, un plato de sopa de lentejas o uno de picadillo de pollo.

Luego de que las más recientes estadísticas en salud de EU identificara que los mexicanos se convirtieron en la población con el mayor incremento en el índice de sobrepeso y obesidad en los últimos 3 años, el Centro Nacional de Estadísticas de la Salud del Departamento de Salud y Servicios Humanos de ese país, enfatiza que son particularmente los jóvenes de 12 a 19 años los que han incrementado su condición de obesidad.

La proporción de jóvenes mexicanos o hijos de mexicanos en aquel país con obesidad se incrementó en 10. 7 % en el caso de las mujeres y 8% en el caso de ellos, lo que los ubica como el primer grupo de obesos en aquel país, por arriba de lo que ocurre con otro grupos como los afroamericanos y del resto de Latinos.

Al lanzar el manual de recetas con “Platillos Latinos ¡Sabrosos y Saludables!”, el CDC presenta una serie de recomendaciones para elaborar comida saludable siguiendo las tradiciones de la comida original de América Latina, pero que permitirán reducir el riesgo de ataques al corazón o el cerebro.

Fueron los especialistas del Centro Irving de Investigaciones Clínicas de la Universidad de Columbia en Nueva York, los que una vez que se modificaron los ingredientes de la comida mexicana, lo mismo que algunos platillos chilenos, brasileños, peruanos, salvadoreños y argentinos, sometieron las recetas modificadas a diferentes pruebas con la comunidad latina.

Pozole sano

Los especialistas incluyeron la sustitución de ingredientes evitar las grasas animales y preferir aceite de oliva, sugiere en general en todas las recetas agregar hierbas y especias a las recetas en lugar de sal para darles más sabor.

Las recetas utilizan leche descremada, cantidades pequeñas de aceite vegetal, cortes de carne bajos en grasa, carne de ave sin pellejo, pescado, frijoles, frutas, vegetales y además muchas hierbas frescas y especias para darle sabor al guiso.

Así por ejemplo en el caso del pozole se quita la carne y grasa de puerco y recomienda poner pollo deshuesado o pequeñas porciones de carne de res, incluir aceite de oliva, cebolla, ajo, sólo 1 cuarto de cucharada de sal para un total de 10 porciones, pimienta, cilantro, tomares cocidos, pasta de tomate y maíz.

Con ello se reducen las grasas, cada porción equivale a consumir 253 calorías, 10 gramos de grasa total, 4 gramos de fibra y 19 gramos de carbohidratos, más proteínas y una alta proporción de potasio (485 gramos). El documento, que se puede consultar en la página del CDC (http://www.nhlbi.nih.gov/health/public/heart/other/sp_recip.pdf), “contienen toda la nutrición y el gran sabor que caracterizan esta rica herencia culinaria, pero con menor contenido de grasa saturada, grasa trans, colesterol, sodio y calorías”, dice.

Fuente: El Universal

Enlace: Platillos Latinos ¡Sabrosos y Saludables!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s