Los fármacos no evitan la diabetes


Los resultados de la investigación muestran que la única forma de asegurar un futuro sano a las personas con riesgo de diabetes es con el ejercicio y una dieta sana.

Los ensayos clínicos, llevados a cabo con más de 9.000 personas en 40 países del mundo, revelan también que esos medicamentos no logran reducir los problemas cardíacos futuros.

Los científicos de las universidades de Oxford, Inglaterra, de Glasgow en Escocia, y de Duke en Estados Unidos, estudiaron la efectividad de los fármacos en personas a quienes se había diagnosticado intolerancia a la glucosa.

Este trastorno es una forma de “prediabetes” en la que el individuo tiene valores altos de glucosa en la sangre pero sin llegar a los niveles de diabetes tipo 2.

Con intolerancia a la glucosa, que a menudo se asocia a la obesidad, el organismo comienza a tener dificultades para procesar la insulina lo cual puede provocar diabetes.

Se calcula que entre 10 y 15% de la población adulta podría sufrir el trastorno, que también ha sido asociado con un mayor riesgo de infarto y derrame cerebral.

La investigación -publicada en New England Journal of Medicine (Revista de Medicina de Nueva Inglaterra)- analizó si los pacientes con intolerancia a la glucosa respondían a dos fármacos: nateglinide, que se usa para controlar la diabetes tipo 2, y valsartan, un medicamento para la hipertensión.

Los resultados mostraron que el valsartan redujo de forma “modesta” la progresión a la diabetes, pero no tuvo ningún efecto en la salud cardiovascular.

Y el nateglinide no mostró ningún efecto ni el en desarrollo de diabetes ni el los problemas cardiovasculares.

Lo único que tuvo un impacto en la salud de los individuos, afirman los investigadores, fue el ejercicio moderado, el control de peso y otros cambios en sus estilos de vida.

Estilo de vida

La intolerancia a la glucosa es un estado de prediabetes, con alto riesgo de infarto y derrame.

“La modificación del estilo de vida sigue siendo la mejor alternativa para prevenir la diabetes en pacientes de alto riesgo” afirma el profesor Rury Holman, del Centro para Diabetes, Endocrinología y Metabolismo de la Universidad de Oxford, quien dirigió el estudio.

“Consumir una dieta sana, ejercitarse regularmente y mantener un peso corporal normal son factores críticos para la salud a largo plazo de los pacientes en riesgo de diabetes y enfermedad vascular”, agrega.

Los científicos afirman que estos resultados confirman la importancia que tienen los cambios en el estilo de vida para prevenir el desarrollo de diabetes.

“Debemos continuar desarrollando nuevas terapias pero al mismo tiempo tenemos que seguir alentando a las personas para que se ejerciten y pongan atención a lo que comen” afirma el profesor John McMurray, de la Universidad de Glasgow y coautor del estudio.

“Los estudios han mostrado que basta con perder 5% del peso corporal para tener un impacto dramático en la salud”, agrega.

Los expertos subrayan que millones de personas en el mundo que están en la categoría de “prediabetes” y no lo saben.

Y como la única forma de confirmar el trastorno es con una prueba, es necesario ampliar los programas de monitoreo de la salud para que la gente esté consciente de los riesgos de esta condición.

Fuente: BBC

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s