Con la diabetes sobre ruedas


diabetes sobre ruedas

Al próximo Giro de Italia, Javier Megías no sólo llevará la mejor equipación deportiva y toda su ilusión. También irán con él varios medidores de glucosa y su inseparable insulina, la sustancia que necesita para vivir.

Este madrileño de Torrejón de Ardoz es el único ciclista profesional español -probablemente también europeo- que sufre diabetes tipo 1. Sin embargo, él no se da mayor importancia.

“Sólo tengo que tomar algunas precauciones” comenta, a través del teléfono y sin falsa modestia. “Sé que puedo ganar alguna carrera y por eso voy a luchar esta temporada”, subraya.

Aunque ya ha competido como profesional en equipos como el Saunier Duval, este año ha encontrado una formación a su medida: el Type 1 Team, una agrupación que promueve la concienciación sobre la diabetes en todo el mundo.

Cumpliendo sueños

Creada en 2004 por los ciclistas diabéticos no profesionales Phil Southerland y Joe Eldridge, esta organización está convencida de que “con dieta, ejercicio, tratamientos y tecnología apropiada, cualquier persona con diabetes puede lograr sus sueños”.

Así lo cree también Megías, para quien la enfermedad nunca ha supuesto ningún freno. “Cuando me diagnosticaron la diabetes, a los 15 años, los médicos me sugirieron que se iba a acabar para mí el ciclismo de competición. Pero yo siempre he sido muy ‘cabezón’ y quise seguir adelante“, recuerda.

Con mucho esfuerzo y dedicación logró escalar hasta la categoría profesional y hacerse un hueco entre la elite sin deberle nada a nadie.

Para la mayoría de equipos, explica este joven de 27 años, su diabetes era “poco más que una alergia” que no necesitaba ninguna atención especial y que Megías era capaz de controlar por sí mismo.

“Me pinchaba los dedos en carrera para controlar la glucosa y llevaba algo más de comida en los bolsillos, por si tenía una bajada de azúcar. Eso era todo”, comenta Megías.

Sin embargo, las cosas cambiaron hace poco más de un año, cuando en Australia conoció la existencia del Type 1 Team. “Estaban interesados en reclutar corredores profesionales con diabetes, así que enseguida me ficharon y me fui a EEUU”, explica Megías.

La última tecnología para el control de la diabetes le esperaba a su llegada a Atlanta: aparatos para medir la glucosa las 24 horas, modernas bombas de insulina, nuevos prototipos de las compañías farmacéuticas que patrocinan al equipo… “Si hubiera conocido esto antes, mi vida deportiva hubiera sido muy diferente”, señala el madrileño, quien ya no tiene que pincharse en carrera porque lleva un dispositivo automático y cuyos niveles de azúcar están “ahora mejor que nunca”.

Ya de vuelta en casa, se prepara para la que será la primera temporada de su equipo en las competiciones europeas de primer nivel. “Sé que puedo hacerlo bien y seguir creciendo deportivamente. Y por eso lucho cada día”, señala este deportista, que no deja de repetir a quien quiera escucharle eso de que “cuando se quiere, se puede”.

Fuente: El Mundo

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s