Alertan sobre aumento de cataratas por diabetes mellitus


María Estela Arroyo, jefa del Servicio de Oftalmología del Hospital General de México alertó que con el aumento de la frecuencia de la diabetes mellitus, la presencia de cataras se ha hecho más importante, ya que los cambios de azúcar en la sangre ocasionan que el cristalino -un lente dentro del ojo que normalmente es transparente-, se opaque, lo que condiciona esta enfermedad.

Entrevistada en Fórmula Fin de Semana, la especialista dijo que incluso los pacientes diabéticos juveniles pueden padecer esta enfermedad ocular, aunque hay más causas.

“Hay cataratas que se presentan sólo en ciertas edades, en los niños está la catarata congénita y en el paciente mayor está la catarata evolutiva, causada por la edad, por el envejecimiento”.

De acuerdo con la doctora del Hospital General, algunos pacientes piensan que hay gotas de que pueden revertir la catarata, pero no es así, “el único tratamiento que tenemos para la catarata es la cirugía, extraer ese lente, cristalino que está opaco y en su lugar colocar un lente intraocular, una prótesis que simula el cristalino normal y que se coloca en ese mismo lugar”.

Aseguró que se trata de una operación muy sencilla que tiene un gran éxito, y aunque conlleva riesgos y complicaciones, es la cirugía oftalmológica que tiene un éxito del 95% cuando se lleva a cabo por manos experimentadas.

María Estela Arroyo indicó que no es recomendable operar los dos ojos al mismo tiempo, ya que una de las complicaciones que puede presentarse es la infección y puede ser tan severa que se puede perder totalmente la visión, por ello, siempre se opera primero uno, y si evoluciona bien se opera el otro ojo.

“Con técnicas actuales de microcirugía la convalecencia es muy corta, el paciente si se utiliza la técnica actual puede realizar su vida prácticamente normal con algunas limitantes a los cuatro días”.

En niños, una de las principales manifestaciones es que en la niña del ojo se ve blanco, o bien, se aprecia que el niño no se conduce adecuadamente, se tropieza o no fija la vista en el rostro de la madre.

Hay niños que nacen con la pupila blanca y otras que son evolutivas, a medida que el niño va creciendo se desarrolla más, agregó la jefa del Servicio de Oftalmología del Hospital General de México.

Fuente: Radio Fórmula

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s