Médico juarense descubre vacuna contra la diabetes


Más de 20 años de experimentos han arrojado una avanzada cura para la diabetes, el doctor Ismael Isidro Granda descubrió la vacuna y todos los resultados positivos los ha puesto hasta la fecha a los píes de los pacientes mexicanos pobres que acuden con él.

Ismael está interesado en que los buenos resultados sean para el pueblo de México, ha ido en reiteradas ocasiones ante las autoridades de la UACJ, pero vuelta y vuelta y ni lo pelan. Mejor personal de UTEP ya se adelantó y la dio visa de residente y está la promesa de que se lo van a llevar a trabajar de tiempo completo a la Unión Americana porque ya son 246 millones de diabéticos en el mundo; nada más en México hay más de 8 millones de enfermos.

Con buenos resultados, Ismael Isidro Granda, egresado de la Universidad de Puebla, concedió una entrevista al periódico El Mexicano, y dio a conocer el gran amor que le tiene a México y las trabas que ha tenido que enfrentar.

Lo malo es que el descubrimiento de Ismael Isidro ya está en la mira de UTEP, y todo indica que este científico se va al otro lado del charco a darle más brío a la ciencia americana.

Desde el 2002 hiz0o la solicitud de la patente ante la autoridad respectiva de la vacuna de la diabetes, pero fue hasta el 2004 cuando le respondieron.

“No hacemos ninguna otra cosa, que no sea un verdadero control de la azúcar”, dice con humildad desde su sencillo escritorio.

Una dosis de esta vacuna tarda 3 meses en aplicarse, son 40 pequeñas dosis bien preparadas, en cambio este medicamento dilata 24 horas su acción y ahí acaba. Pero este medicamento dilata de por vida.

Da una explicación y establece que lo único que se hace es extraer la azúcar del paciente, “ahí esta la azúcar, y los glóbulos blancos. Lo que va a suceder, es que la orina es un excremento, se va a tirar, y de los glóbulos blancos vamos a extraer su propia azúcar, van a ser cuadro diferentes diluciones que están aquí, y aquí esta otro paciente, y esto se va a aplicar de la manera siguiente, 10, 20, 30 y así sucesivamente para que tenga un control de todo esto. Este proceso dilata 3 meses, son 40 aplicaciones, es una cada tercer día.

¿Inyecciones?

“Sí, inyección entre la piel, porque lo único que vamos a hacer, es proteger los tejidos ¿Cómo los vamos a proteger? ¿Para qué nos va a servir la vacuna si no va a erradicar la diabetes, porque no va a trabajar en el páncreas, entonces cómo dice aquí, combatir las complicación es de la diabetes, la ceguera, la amputación, la insuficiencia renal, a protegerla, si ya la tiene, vamos a tratar de revertirla, o sea de aliviarla, por medio de los tratamientos normales que existen en todo el país. Sí tiene insuficiencia renal, vamos a tratarla con un especialista, un nefrólogo que va a tratar la insuficiencia renal, nosotros vamos a tratar la insuficiencia renal de acuerdo al nefrólogo y va a tratar de corregir y de darle una mejor vida, ya sin azúcar que le está ocasionando un problema mayor”.

Manifestó que hay que conocer al paciente, en que condiciones va a llegar y como vamos a organizar este trabajo. De la siguiente manera, aquí son sus antecedentes generales, sus antecedentes familiares, sus antecedentes gineco obstetras, sus ojos, su oído, su nariz, su boca, todo lo que come, que tanto come, y todo su sistema. Esto nos lo llena el paciente para que nosotros podamos empezar el tratamiento. Como vamos a empezar el tratamiento, en el momento en que pongamos la primera vacuna, vamos a anotar la fecha, todo lo que desayunó, todo lo que comió y todo lo que cenó. Y aquí vamos a hacer un análisis en el dedo. Si se aplica insulina, factores que afectan a mi cuerpo. El estrés, la depresión, el miedo. La dieta no la voy a poner yo, ni el paciente, sino el organismo que esta ahí adentro, que es el que esta trabajando, es el que nos va a decir.

Es decir que cómo nos los va a decir el paciente, bueno, si el paciente, por decir así, comió algo, y el organismo no lo puede digerir, nos va decir, y esta repite y repite. Va a decir heee, no lo puedo digerir, no lo puedo digerir, si le causa diarrea, estreñimiento, nauseas, palpitaciones muy fuertes, dolor de cabeza, comezón, dolor en alguna parte de su cuerpo, y que empieza a orinar mucho, tenemos que buscar y saber cuál es el alimento que nos está causando esto.

Es decir que vamos a estar estornude y estornude. Tenemos que ver que lo ingerimos y si nos hace daño.

“Ya decimos este chicharroncito que me comí, o estas papas, o este caldo de res, y es que el metabolismo de cada uno de los humano es diferente y se trata de conocer al paciente que está en tratamiento”, sostuvo.

Es decir que así como se tienen huellas digitales diferentes a todos, tiene un ADN diferente a todos, tiene un metabolismo diferente a todos, Tiene una diabetes diferente. Por eso es necesario hacer un ajuste y llevar un control de este tratamiento, y de por vida.

Aquí vamos a reducir de acuerdo al metabolismo, la insulina que se aplique, si es necesario, o los aumentar los medicamentos de acuerdo al medicamento que se está haciendo.

Ahora hay que saber que factores son los que afectan a mi control, si tiene estrés, si tiene pánico, insomnio, angustia, miedo, tenemos que darle una pastilla. Si hace un coraje, también tenemos que darle, porque tenemos que combatir el coraje, cuando una persona hace un coraje, derrama bilis, y al derramar la bilis, cuando llega el alimento no hay grasas que puedan disolverla, entonces las grasas pasan integras.

“Le voy a poner un ejemplo, aquí tememos una tetera, y se nos quiebra, qué hay que hacer, conseguir otra tetera, que se nos derrama la bilis, qué hacemos un substituto de bilis, para darle a esa persona en el momento que vaya am comer, para que no tenga esa deficiencia. Tenemos que enseñar al paciente, hizo coraje, entonces se va a tomar esta pastilla; que no pudo dormir, esta pastillita para que pueda dormir, nada cuando la necesite”.

¿Qué no abuse?

“Hay que enseñarle al paciente como llevar su control y una mejor calidad de vida. Ahora el costo de este tratamiento le cuesta 400 pesos por todas sus consultas, no como los compañeros médicos que cada vez que usted va a ver al doctor hay que pagar. Eso es un lucro, ¿por qué es un lucro? Bueno porque si usted compró su sombrerito, lo va a usar las veces que quiera, y no cada vez que lo se lo vaya a poner su sombrero, va a tener que pagar. Aquí usted paga una sola vez 400 pesos y las veces que usted necesite consultar, venir, atenderse, chocarse la azúcar no se le cobra nada. Si hay que comprar un medicamento, ya lo comprará el paciente, se le da la receta y lo va a comprar. Lo usará y hasta que se le acabe”.

La vacuna nada más se usa una vez, ¿Por qué? “Porque entre más pasa el tiempo, más fuerte se hace su vacuna. Mis pacientes se olvidan de mí y ya no vuelven”.

¿Por qué?

“Porque este es un tratamiento curativo, si yo fuera como los compañeros de lucro, pues tendría el consultorio lleno. Pero no, mis pacientes se alivian y se van”.

¿Por qué?

“Porque al año hay mil anticuerpos, a los dos años hay 3 mil anticuerpos, a los 3 años hay 10 mil anticuerpos, porque va a llevar este diario, esta bitácora, se va a seguir tomando sus medicamentos porque se le enseña que él sigue siendo diabético, porque no vamos a modificar el páncreas, el páncreas va seguir igual.

¿Como descubriste esta vacuna?

“Mire, mire señor, yo soy un individuo pobre, humilde, que empecé barriendo una farmacia, entonces pasé a la rebotica. Ahí en la rebotica me preparé para todo esto. Haciendo desde el agua el Espíritu santo que no sirve para nada, hasta el agua de granadilla para la diarrea de los niños, cualquier sal que pudiera hacerse, todo esto, ahí hacíamos el veneno de la víbora, le decíamos a las personas que nos trajera el veneno, y ahí hacíamos el antídoto. El antídoto y la dosificación y la separación y todas concentraciones, yo a prendí la cromatografía y la separación de substancias. Dirijo el laboratorio, de la manera que les digo háganme esto, entre mejor lo sabe hacer, mejor lo sabe mandar, yo me doy inmediatamente cuenta, esto no sirve, porque no lo sabe hacer, y si uno lo sabe hacer, usted sabe bien, como esta el condimento de una comida, de un guiso, de una ropa, usted conoce de ropa, usted sabe la calidad de la tela, la calidad de los acabados en el vestido, en fin, pero que es lo que tiene que hacer, primero saberlo hacer. Primero hay que saberlo hacer. El carpintero, que va a fabricar una silla, per3imero tiene que ser carpintero para ser jefe. El director de de orquesta primero tiene que ser músico”

Reveló que hace 100 años el médico andaba cargando su maletín y sus formulas, llegaba con el boticario y le decía prepárame esto, y esto, y esto.

El boticario llegó el momento en que ya no podía por tanta gente que tenía el doctor. Entonces contrato al laboratorio; el laboratorio a su vez se hizo grande, porque todas las formulas magistrales surgieron del mismo médico. Ahora el proceso que necesitamos hacer es volver a revertir, que es lo que hace el médico, rascarse la barriga. No sabe ni lo que está recetando, ni el problema qùe está surgiendo. Le da puros calmantes, y entre más vengan los pacientes, mejor para él. El libro este que dice especialidades farmacéuticas, que ustedes lo ven, no lo leen, ni siquiera lo consultan. Porque, porque ya no vuelven a agarrar un libro. Ellos siguen con sus fórmulas, y agarran su cuadro básico del Seguro Social y ahí. Ya no sale de ahí, los encajaron, los pusieron ahí. Y el médico es un obrero, nada más, y no hay otra cosa. Por eso yo, no pertenezco a ninguna institución de Gobierno, yo trabajo para mi paciente, la persona que entre por ahí, por la puerta, es mi patrón, esa me va a pagar, entre mejor la atienda y le sirva, mejor me va a pagar, y sino sirvo parea servir, no sirvo para vivir”.

¿Nunca ha fallado la vacuna?

“Mire, tenemos tres meses para ir corrigiendo todos los procesos, hay pacientes dicen oiga, no vino, o no se apegó al instructivo”.

¿Ahí se da la falla?

“Claro, pero si el paciente viene y esta conmigo, ahí están los resultados, lentamente, pero se están viendo. Dicen oiga estoy aquí en california, estoy en tal; [parte, que le pasa, pues me pasa esto, bueno mire, va a hacer esto y esto, y listo”.

¿Ya está patentado?

“Ya esta aquí la solicitud de patente.

¿Lo hizo en Puebla?

“No, aquí en Juárez. Aquí vine desde el 1982”.

¿Ya tiene desde el 82 está vacuna?

“No, no, empecé a ver esta situación en 1990, y empezamos a trabajar con el químico Castañeda. Empezamos a trabajar los dos. Empezamos por la vacuna de la alergia, entonces resultó que un paciente de la alergia. Diabético, empezamos a ver que no solo la alergia se le componía, sino también la diabetes. Tuvimos un proceso que hizo aquí un médico, hace muchos años, el doctor Ortiz, las proteosas de Oriel. El hacia ese trabajo, aquí estaba en la Lerdo, él fue mi maestro hace muchos años, y él fue el que me enseñó a hacer todos estos procesos”.

Recuerda que desde los ochentas se metió al laboratorio.

“Yo me metí al laboratorio no por otra cosa, sino por necesidad, de comer, de vivir, de poder hacer algo. Porque no tenía yo ni para comer, la suerte me ayudó, porque cuando llegué a la Universidad Autónoma de Puebla por primera vez, el compañero de al lado, era el sobrino de Díaz Ordaz, El presidente de México en ese momento. Entonces me dijo qué se te ofrece Ismael, le dije mira Pepe, no tengo ni para comer. El dijo al restaurantero, dele todo lo que pida, yo se lo pago. Me daba unas hartadas y me llenaba porque era la única comida que hacía. Pero yo te ayudaba en su trabajo. Yo te decía, necesitas que me presente por ti en tal examen, si preséntate, Yo te decía cuanto quieres sacar, el me decías un 8, es suficiente un 8 le contestaba, no quieres un 10, no con un 8 es suficiente. Y yo pues trabajaba, estudiaba, y tenía que hacerle de todo”.

¿Está barato son mil 300 por todo?

“Yo quiero llegar al grueso de la gente, la mayoría que tenemos aquí en México es un diabético pobre, el diabético americano, es un diabético rico. En de México es pobre, imagínese todas las amputaciones que hay, todas las cegueras que hay toda la insuficiencia renal que hay, es una insuficiencia renal carísima. Ahora, este proceso, si realmente le interesara al Gobierno, para ahorrarse tanto dinero lo haría, pero hay intereses políticos en todo esto

Yo fui a la UACJ y me dieron vueltas y vueltas, mejor vino UTEP, me dijo nos interesa su problema”.

¿Cuál problema les respondí?

“Nos interesa su vacuna, oiga pero no tengo pasaporte de residencia, soy mexicanote. Mire me dijo, ahorita estamos haciendo los edificios, todavía no los tenemos, pero, como prueba de esto, le vanos a dar su pasaporte de residencia. Y aquí está”.

¿Le vieron la zanca al pollo, si tontos no son?

“Entonces estamos en palabras, yo no me quiero ir, pero si se hace, este es mi país. Me corrieron los sicarios de la calle Melchor Ocampo, este lugar me lo prestaron. Me tuve que quedar, le prestamos el lugar, estaba abandonado, estaba así de grueso de caca de palomas, era un desastre, ya está la gente trabajando

¿Su fama se está expandiendo?

“Yo quisiera que algún laboratorio me respaldara, que una institución de Gobierno hiciera esto. Mejor estos gringos, les puse trabas, no se inglés, tenemos traducir, fue la respuesta, oiga que esto, no se preocupe. Usted se va a ir con nosotros, de tiempo completo, casa, comida…

Fuente: El Mexicano

Anuncios

Un pensamiento en “Médico juarense descubre vacuna contra la diabetes

  1. Interesante que haya empezado barriendo una farmacia y luego haya pasado a la rebotica… ¿en qué momento estudió medicina?, ¿Cuál es su cédula profesional?… De repente hay un exceso de detalles superfluos y no se aclaran los aspectos realmente importantes. Esta parece una novela pero dista, por mucho, de ser un evento científico tan importante como lo relatan. Además, el lenguaje utilizado no parece el de un médico. En fin, por como se presentan los hechos aquí narrados, dudo mucho de la veracidad de los mismos. Ojalá no se trate de un charlatán más que quiere lucrar con la ignorancia de la gente enferma y desesperada por encontrar alguna cura. En caso de que todo esto sea real, seré de las primeras personas en felicitarle y reconocer su esfuerzo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s