El verde en la prevención de la diabetes


El consumo de vegetales de hoja podría reducir de manera significativa el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2.

Tanto la diabetes como las enfermedades cardiovasculares y el cáncer son afecciones que lamentablemente van en aumento, según las estadísticas efectuadas por los principales organismos del área de la salud, a nivel mundial. Por este motivo, nadie se sorprende que en forma permanente se actualicen recomendaciones tendientes a evitar el flagelo de padecer enfermedades crónicas como las ya mencionadas, con sus secuelas y su impacto económico, laboral y de calidad de vida, tanto a nivel individual como social. Dentro de las pautas establecidas en la prevención, se encuentra la dieta y, dentro de las recomendaciones alimentarias, el consumo de frutas, hortalizas y verduras. No obstante, este tipo de recomendación, aplicable a la prevención global de enfermedades, no se cumple en forma adecuada ya que el consumo continúa siendo bajo a lo largo de todo el mundo.
Considerando estos puntos, especialistas de la Leicester University (Reino Unido) decidieron investigar con mayor detenimiento los efectos que podrían ejercer el consumo de frutas y verduras sobre la incidencia de diabetes tipo 2; la forma más frecuente de la enfermedad (existe también la de tipo 1) y la que influye de manera casi directa con el riesgo de afecciones cardiovasculares. Para ello, efectuaron una búsqueda de publicaciones científicas referidas al tema, en las principales bases de datos de literatura médica especializada, en todo el mundo. Fue así que detectaron 6 estudios completos, que reunían los requisitos necesarios para brindar información confiable. Con toda esta información y sobre todo a partir de 4 de ellos que midieron específicamente el consumo de vegetales de hoja verde, surgió que quienes consumían mayor cantidad de dichos alimentos presentaban una reducción del riesgo de desarrollar diabetes tipo 2, correspondiente al 14%.

Los vegetales en la prevención de las enfermedades crónicas
No se trata de asociaciones antojadizas ni de falsos principios de vida natural. Simplemente los investigadores han establecido que la prevención que brindan tanto las frutas como las verduras sobre el desarrollo de enfermedades crónicas como las mencionadas, radica en su contenido de antioxidantes. Esas sustancias, presentes en los productos del reino vegetal, contribuyen a reducir el estrés oxidativo, provocado por diversos elementos propios de la vida cotidiana, particularmente en el mundo moderno.
En el caso de los vegetales verdes o de hoja, tales como la espinaca, por ejemplo, se registran concentraciones importantes de alguno de los antioxidantes, como el beta-caroteno y la vitamina C pero, además, los vegetales de hoja reúnen otros micronutrientes que podrían reducir el riesgo de diabetes tipo 2, entre ellos magnesio y ácido alfa-linolénico (un tipo de ácido ácido graso omega-3).
La composición de los ácidos grasos de la dieta que consumimos es importante porque condiciona la composición o la estructura de la membrana de todas las células del organismo. Esta composición de la membrana es esencial, por ejemplo, al determinar la sensibilidad de las células musculares a la acción de la insulina. Recordemos que la resistencia a la acción de la insulina es uno de los principios básicos por los cuales una persona puede tornarse diabética.
De este modo, podría explicarse el por qué ciertos vegetales de hoja podrían reducir el riesgo de diabetes tipo 2, lo cual debería ser tenido en cuenta muy especialmente en aquellas personas que genéticamente tienen un riesgo mayor de presentar esta enfermedad.

La inclusión de vegetales de hoja en nuestra alimentación cotidiana no debería constituirse en un problema mayor, sobre todo teniendo en cuenta que existen muchas más preparaciones que la simple ensalada para incorporarlos: bocadillos, tartas, budines, guarniciones, y sopas, por ejemplo, pueden ser vehículos excelentes. Si tiene dudas, consulte con un nutricionista para que le ayude a incorporarlos en su menú diario, ajustándose a otras pautas de alimentación igualmente saludables.

Fuente: Diabetes Online

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s