Contar carbohidratos ayuda a los pacientes con diabetes tipo 1


Contar la cantidad de carbohidratos en la dieta ayudaría a las personas que utilizan bombas de insulina para tratar la diabetes tipo 1, según sugiere un pequeño estudio sobre 61 pacientes.

Los autores observaron que los que aprendían a contar los carbohidratos reducía el peso y la circunferencia de cintura a los seis meses, además de mejorar su calidad de vida, al menos quienes controlaban los carbohidratos en cada comida y el nivel de azúcar en sangre.

Los resultados, publicados en internet en Diabetes Care, no prueban que contar los carbohidratos sea la solución para las personas con diabetes tipo 1.

Pero esta práctica es altamente recomendable para calcular mejor las dosis de insulina, indicó Sanjeev Mehta, del Joslin Diabetes Center y la Escuela de Medicina de Harvard, Boston, y que no participó del estudio.

Otras posibilidades son prestar atención al tamaño de las porciones, utilizar “listas de intercambio” y seleccionar los alimentos según el “índice glucémico”, una medida de cuán rápido y cuánto aumenta el azúcar en sangre con determinadas comidas.

“No hay pruebas definitivas de la superioridad de uno u otro método en cuanto a la facilidad del uso o del control (del azúcar en sangre)”, explicó Mehta a Reuters Health por e-mail.

La diabetes tipo 1 aparece cuando el cuerpo no puede producir insulina, la hormona que regula el azúcar en sangre, por una respuesta anormal del sistema inmunológico contra las células que la producen. Los pacientes deben inyectarse insulina sintética o usar una bomba que administra insulina continuamente a través de un catéter subcutáneo en el abdomen.

El equipo de Andrea Laurenzi, de San Raffaele Vita-Salute, de la Universidad de Milán, reunió a 61 adultos que usaban bomba de insulina. Al azar, aprendieron a contar los carbohidratos con un dietista o formaron parte de un grupo control.

A los seis meses, el grupo que había aprendido a contar los carbohidratos pesaba menos y tenía una circunferencia de cintura menor, posiblemente porque prestaban más atención a la dieta o al ejercicio.

Además, los autores no hallaron un efecto evidente en los niveles de hemoglobina A1C, que es una medida del control del azúcar en sangre en el largo plazo.

Pero cuando se concentraron en los 20 participantes que habían controlado los carbohidratos de cada comida, no hallaron pruebas de un mejor control del azúcar en sangre.

Aun así, Mehta dijo que “la importancia (de ese resultado) es incierta”. Consideró también que el estudio tiene en general demasiadas limitaciones como para sacar conclusiones sólidas. De todos modos, destacó que contar los carbohidratos es importante para las personas con diabetes tipo 1.

“Sabemos que el control óptimo (del azúcar en sangre) depende de prestar mucha atención a la dieta, la dosis de insulina y el ejercicio”, señaló Mehta.

Para las personas que quieren aprender a contar los carbohidratos, hay libros y recursos online. Pero algunas tienen problemas para poner en práctica el método y, según Mehta, necesitan ayuda profesional, como un dietista o un educador especializado en diabetes.

Fuente: Público

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s