Obesidad en el embarazo pone en riesgo a la madre y bebé: IMSS


Actualmente, la relación diabetes-embarazo es una complicación de salud común y creciente, con cifras que van de siete a diez por ciento entre la población hidalguense, alertó el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en la entidad.

Las pacientes con factor de riesgo para desarrollar diabetes durante el embarazo,  tienen su antecedente en el sobrepeso u obesidad que desarrollan en la adolescencia o en la juventud las futuras madres incluso pudo haber sido desde la infancia.

La obesidad, incluyendo al sobrepeso, es una enfermedad crónica caracterizada por el almacenamiento en exceso de tejido adiposo en el organismo, acompañada de alteraciones metabólicas, que predisponen a la presentación de trastornos que deterioran el estado de salud, asociada en la mayoría de los casos a patologías endócrinas, cardiacas, tumorales, vasculares, respiratorias, gastrointestinales, genitourinarias, musculo-esqueléticas, entre otras.

Durante el primer semestre del año, la Institución otorgó tres mil 396 sesiones informativas a mujeres embarazadas y dos mil 922 entrevistas, mil 410 sesiones informativas a mujeres no embarazadas y dos mil 298 entrevistas, mil 368 sesiones informativas a mujeres postparto y postaborto y dos  mil 142 entrevistas, 276 sesiones educativas a varones y mil 098 entrevistas. Así mismo, 174 sesiones informativas a adolescentes y 450 entrevistas; 696 actividades educativas a familiares de niños menores de un año de edad y 906 entrevistas.

La alimentación de la madre antes, durante, e incluso después del embarazo es un factor que influye fuertemente en el adecuado desarrollo integral de los niños, en su salud y calidad de vida presente y futura.

Por lo tanto, se requiere de especial atención a la dieta durante la gestación para prevenir problemas durante el embarazo, así como para evitar afecciones o alteraciones de salud, tanto del bebé como de la madre.

Un reciente estudio ha comprobado que una dieta rica en grasas durante el embarazo produce cambios permanentes en el cerebro de los niños en gestación que, además, se incrementa el riesgo de obesidad sus primeros años de vida.

Según los especialistas, el descubrimiento podría explicar la mayor prevalencia de obesidad infantil durante los últimos 30 años, ya que coincide con la mayor ingesta de grasa en la población.

De acuerdo a especialistas, el origen de la obesidad es multifactorial, relacionada a factores biológicos, socioculturales y psicológicos. Las complicaciones obstétricas en la paciente obesa en muchas ocasiones se inician desde el diagnóstico de embarazo, ya que con frecuencia como consecuencia de la obesidad se presentan irregularidades menstruales que en ocasiones hacen difícil saber la fecha de inicio del embarazo; posteriormente, son catalogadas como embarazo de alto riesgo.

Destacaron que en general, los problemas ocasionados por la obesidad en el embarazo son muchos, existiendo una correlación directa entre uno y otro, con complicaciones a corto y largo plazo para la madre y el bebé.

La Delegación IMSS Hidalgo exhortó a todas las mujeres en edad reproductiva con deseos de embarazarse, a previo a la gestación, someterse a dieta, ejercicios, modificación de la conducta o estilo de vida y, en caso de ser necesario, acudir a su Unidad de Medicina Familiar correspondiente para recibir el tratamiento adecuado.

Fuente: H Noticias.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s