Factores para el control o descontrol de la diabetes


Conocemos que en la aparición y el desarrollo de la diabetes mellitus participan factores de carácter genético-hereditarios independientemente del tipo de diabetes de que se trate, bien sea de tipo 2 o no insulinodependiente, llamada así en virtud que su control no depende estrictamente de la administración de insulina, o bien la de tipo 1 o insulinodependiente, dado que para su control se requiere indispensablemente de la aplicación de insulina.

La de tipo 2 generalmente se manifiesta en la edad adulta alrededor de los 35 o 40 años de edad en adelante, por lo que se le identificaba como la diabetes del adulto, pero como lamentablemente debido a complicación de la obesidad también la estamos detectando instalada en el niño, se ha dejado de identificar bajo ese mote.

O la diabetes tipo 1 que también se le ha identificado como diabetes infantil o juvenil debido a que aparece en estas etapas de la vida y aunque en esta también participan como causantes los factores genético-hereditarios, más primordialmente actúan otros factores causantes como son procesos de carácter autoinmunitarios o del tipo de las infecciones por ciertos virus que actúan destruyendo totalmente a las células beta del páncreas que elaboran y secretan la insulina.

Dentro de los tipos más frecuentes de diabetes tenemos también a la diabetes gestacional, llamada así en virtud que aparece durante el embarazo, usualmente después de su primer trimestre y siendo sus factores causantes además de los genéticos, los de tipo hormonal e inmunitarios aparentes en este proceso gestacional.

Tenemos que admitir que hasta la actualidad a pesar de muchos intentos realizados para lograr que la diabetes mellitus llegue a ser curable, lamentablemente sólo está a nuestro alcance su pleno control y sobre ello es importantísimo que todo enfermo diabético conjuntamente con sus familiares y hasta sus amistades lo entiendan y lo acepten a través del correspondiente proceso educativo que debe brindarse en cada caso.

Debe entonces quedar perfectamente claro que la diabetes tiene que mantenerse permanentemente controlada evitando así sus múltiples y severas complicaciones (lesiones cardiovasculares, oculares, renales, del sistema nervioso, el pie diabético, procesos infecciosos, comas diabéticos, etcétera) ya que su pleno control las evitaría, logrando así que el enfermo diabético desarrolle una plena calidad de vida.

Por lo anteriormente analizado, es muy conveniente identificar cuáles son aquellos factores que intervienen para mantener dicho control y cuáles los causantes de su descontrol.

Cada paciente diabético logrará mantener dicho control cuando acepte plenamente que es diabético y logre poner en práctica día con día y sin excepción las medidas para alcanzarlo como son básicamente: adaptación a un plan alimentario (no dieta) específico y adecuado para cada paciente, la práctica diaria de un cierto tipo de ejercicio programado para cada enfermo, según sus aptitudes, capacidades, y gustos personales, además de llevar a cabo fielmente la toma o administración de sus medicamentos, bien sea los hipoglucemiantes orales (pastillas) del tipo y dosis adecuado para cada paciente o bien la aplicación de insulina también de tipo, dosis, vía y frecuencia de administración para cada caso.

Por otra parte existen factores que promueven el descontrol de la diabetes y que por supuesto cada enfermo debe tomar muy en cuenta para evitarlos o controlarlos como son: los procesos infecciosos por leves o severos que sean, los estados de estrés, ya que durante ellos se secretan la llamadas hormonas del estrés (adrenalina y cortisol) que automáticamente empeoran la diabetes, otro factor es el no seguir fielmente las indicaciones del médico respecto a sus medicamentos y sobre todo el no seguir o respetar fielmente y en forma constante su plan alimentario, advirtiendo a propósito que la obesidad promueve y empeora la diabetes. Finalmente la vida sedentaria o falta de ejercicio también actúa promoviendo el descontrol diabético, por lo que en todo enfermo diabético debe de programarse la práctica de su ejercicio correspondiente.

* Médico jefe del Servicio de Endocrinología del Antiguo Hospital Civil de Guadalajara Fray Antonio Alcalde. Profesor de la Clínica de Endocrinología de la carrera de Medicina del CUCS de la UdeG.

Fuente: El Occidental.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s