Autocuidado del pie diabético


En la evolución de la diabetes una de las cuestiones más primordiales a tener en cuenta tiene que ver con la salud de los pies, ya que estos son susceptibles a lastimaduras e infecciones.

La neuropatía diabética es el daño en los nervios que recorre todo el cuerpo y conecta la médula espinal con los músculos, la piel, los vasos sanguíneos y otros órganos, es aquí donde parte el pie diabético.

No todas las personas diabéticas son propensas a tener esta enfermedad, la complicación depende en gran medida del control que se tenga sobre el estado evolutivo de la patología.

Greta Garza Ramos, Podóloga de la Zapatería Confort, platicó a Fémina sobre una serie de precauciones para el cuidado diario de éste, como la higiene que se debe de tener, así como una constate observación meticulosa del pie.

“El pie diabético es una infección o destrucción de los tejidos profundos que se manifiesta como un trastorno, en el cual se produce una interferencia en la irrigación de sangre del pie, relacionados con alteraciones neurológicas y distintos grados de enfermedad vascular periférica en las extremidades inferiores”, mencionó la experta.

Para mantener los pies limpios, secos y suaves, Greta aconseja lavarlos diariamente, usando jabón suave o neutro, el agua debe de ser tibia y, se puede comprobar la temperatura con la mano, ya que ésta es más sensible antes de meter directamente el pie.

La entrevistada comentó que en caso de que la persona tenga dificultad para llegar a los pies, puede ayudarse con un cepillo blando de mango largo, nunca los cepillos de cerdas fuertes, para evitar producir erosiones en la piel.

Una gran ayuda para esta enfermedad es la crema, ya que hidrata para devolver elasticidad a la piel, en dado caso de que sea muy fuerte la resequedad se puede sustituir por la vaselina.

“Existen cremas especiales para el diabético, la tarea principal es aplicársela diariamente, esperar la reabsorción de la crema antes de poner el calzado para evadir alguna lesión por roce”, manifestó.

El diabético debe tener una buena alimentación para la realización de ejercicios físicos de baja resistencia o aeróbicos como correr y hacer bicicleta; en cuanto a las personas adultas ellas deben caminar diariamente y pueden realizar lo siguiente: girar los pies por los tobillos, mover hacia atrás y hacia adelante, cada ejercicio lo puede repetir diez veces.

Usar un calzado bien adaptado es vital, este debe ser preferiblemente de puntera redondeada que permite los movimientos de los dedos y con cordones que den una buena adaptación.

“Antes de colocar el zapato es recomendable inspeccionar con frecuencia el interior de él en busca de posibles objetos como: clavos o arrugas; no se debe utilizar con los dedos o con el talón descubierto para eludir lo más posible golpes y roces”, explicó Greta.

Entérate

Prendas que sirven para proteger al pie: Medias y calcetines

Procurar que los calcetines y medias sean anchos para permitir la movilidad de los dedos por lo que además no deben ajustarse de la puntera.

El material a escoger debe de ser la lana, el algodón, el hilo desechándose los tejidos sintetices ya que no permiten la transpiración.

No se debe usar los calcetines y medias con bandas elásticas ni ligas que puedan restringir la circulación de la sangre.

Fuente: El Mañana.

Anuncios

Un pensamiento en “Autocuidado del pie diabético

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s