Científicos de Harvard hallan enzima que podría curar diabetes tipo 2


La insulina es una hormona secretada por el páncreas, cuya función es activar ciertos receptores en nuestras células para que éstas permitan el ingreso de la glucosa, el principal combustible de nuestro organismo. Un proceso que en buena parte de las personas obesas y con sobrepeso no funciona bien, lo que significa que el páncreas genera más insulina de lo normal, como una forma de presionar la apertura de las células y evitar que la glucosa se siga acumulando en la sangre y genere daños en los órganos.

Ese cuadro es lo que conocemos como resistencia a la insulina o diabetes tipo 2, un mal que en Chile afecta al 9,4% de la población -según la última Encuesta Nacional de Salud- y para el que no existe más medicamento que un insulino-sensibilizador, que está en el mercado desde hace más de 50 años.

Algo que podría cambiar, luego de que un grupo de científicos de la Universidad de Harvard descubriera una enzima que es clave para explicar esta enfermedad y que podría convertirse en la nueva diana de investigación para encontrar una cura definitiva a este mal.

En un estudio en animales, los investigadores del Centro Joslin para la Diabetes, de la U. de Harvard, descubrieron que en las células musculoesqueléticas de los pacientes con diabetes tipo 2, una enzima denominada Sirt 3 está reducida a la mitad. Esta enzima está presente en la superficie de las mitocondrias de las células, que son el centro encargado de generar energía.

Según estos investigadores, encontrar un fármaco capaz de aumentar la actividad de esta enzima podría recuperar el metabolismo de la célula y, con ello, restablecer la sensibilidad de los receptores de insulina, para que éstos abran el paso y la célula aproveche la glucosa. “Es el primer estudio que permite entender lo que está mal en las mitocondrias de las personas con diabetes”, dice el autor principal del estudio, Ronald Kahn.

En las Actas de la Academia Nacional de Ciencias de EE.UU., Kahn dice que su objetivo ahora será buscar fórmulas para restaurar los niveles de esta enzima o aumentar su actividad, lo que podría lograrse a través de un fármaco.

Según el diabetólogo y académico de la Facultad de Medicina de la U. de Chile Manuel García de los Ríos, la diabetes tipo 2 representa el 95% de todas las diabetes y es la principal causa de insulinodependencia después de que el páncreas se “agota” de producir esta hormona. “Desde hace mucho tiempo que se están buscando nuevos fármacos, pero sin resultados. Por eso conocer el mecanismo molecular es tan importante, porque significa una nueva posibilidad de cura, distinta a las que se han visto hasta ahora”, dice.

La académica de la Facultad de Medicina de la U. Andrés Bello y especialista en diabetes y medicina interna, Victoria Novik, señala que otros estudios habían demostrado alteraciones a nivel mitocondrial en pacientes diabéticos y sedentarios. “En estas personas, las mitocondrias son más chicas y más flojas, menos eficientes. Este mal funcionamiento de la zona encargada de generar energía para la célula también podría explicar la oxidación celular”, dice.

Fuente: La Tercera.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s