Diabetes sería séptima causa de muerte en el mundo en 2030


Este es el año para actuar en torno a la diabetes. Así lo estableció la Federación Internacional de Diabetes (IDF por sus siglas en inglés), junto a la Organización Mundial de la Salud (OMS), pues consideran que es el momento indicado para evitar que en el 2030 la diabetes sea la séptima causa líder de muerte en el mundo.

Actualmente, más de 364 millones de personas en el mundo tienen diabetes; el 80% de estos son de países con ingresos bajos o medios. La OMS prevé que de no tomarse medidas drásticas en prevención y control de la enfermedad, la incidencia aumentará más del 50% en los próximos 10 años.

El sedentarismo, una alimentación poco saludable y el continuo aumento en la cantidad de personas con sobrepeso u obesidad, son los causantes de que el panorama no sea favorable y de que hoy en día una persona muera a causa de la diabetes cada ocho segundos.

“La diabetes es una enfermedad metabólica crónica causada por una disminución en la producción de insulina y asociada con una menor respuesta a esta. La insulina es una hormona producida por el páncreas para controlar el azúcar en la sangre. Las personas con diabetes presentan hiperglucemia (un exceso de glucosa en la sangre), debido a que su cuerpo no puede movilizar el azúcar para almacenarse como energía”, detalla el Dr. José Guillermo Jiménez, Endocrinólogo del Hospital Metropolitano en Costa Rica.

Como explica el especialista, la diabetes tipo 1 afecta principalmente a los niños y adolescentes y no es prevenible, pues es hereditaria y requiere de insulina desde el inicio de la enfermedad. Lo más frecuente es la diabetes tipo 2 que se presenta en personas obesas y con sobrepeso o con estilos de vida poco saludables, generalmente después de los 40 años. En este caso, el cuerpo no puede procesar correctamente la insulina que produce.

Según la OMS, la diabetes tipo 2 es la causante del 90% de todos los casos de diabetes en el mundo y los reportes de este tipo en niños han incrementado considerablemente a nivel mundial. Si bien no existe una cura para la diabetes, existe tratamiento para controlar la enfermedad y así evitar las complicaciones, tanto de emergencia como a largo plazo.

“Esta enfermedad crónica, al carecer de cuadros sintomáticos muy evidentes, provoca que las personas se confíen en que se encuentran en un periodo estable de su padecimiento; sin embargo, solo a través de la medición regular de la glucosa en la sangre, el acatamiento de los medicamentos y las consultas regulares con el médico especialista, pueden garantizar un control óptimo de este mal”, destacó el Dr. Jiménez.

Una diabetes mal controlada puede provocar: problemas oculares y ceguera; úlceras e infecciones en pies y piel que pueden terminar en una amputación; dificultad en el control de la presión arterial y el colesterol, que puede llevar a un ataque cardiaco o accidente cardiovascular; y daño renal.

La OMS calcula que la diabetes causa un millón de amputaciones al año y la enfermedad cardiovascular es la responsable de entre el 50% y 80% de las muertes en personas que sufren esta enfermedad. Además, es la causa líder de ceguera, amputación y falla de riñones en el mundo.

Prevención para disminuir números

Como indica el Dr. Jiménez, la diabetes tipo 2 se puede prevenir en un alto porcentaje de los casos si las personas con factores de riesgo se preocupan y toman medidas al respecto.

“Es fundamental llevar un estilo de vida saludable en todos los aspectos. Mantener un peso saludable, realizar ejercicio de forma frecuente, tener una alimentación saludable que incluya diariamente ensaladas y frutas, evitar el exceso de azúcar, grasas de origen animal y realizarse chequeos médicos de rutina”, advierte el especialista.

El Dr. Jiménez enfatiza que una vez con la enfermedad, es importante que el especialista pueda adecuar las dosis de los medicamentos según las necesidades de cada paciente, con el fin de evitar posibles complicaciones y controlar los síntomas como la orina y sed frecuente, visión borrosa, cansancio excesivo, palpitación, sensación de hambre y sudoración.

Fuente: Estrategia de Negocios

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s