Jugo verde contra la diabetes; apio, pepino, jengibre, manzana verde, col rizada y limón


Comenzó con un cosquilleo en las extremidades de Humberto García que se hicieron más pronunciados en medio de la noche.

La condición, neuropatía periférica diabética, es un tipo de daño a los nervios que ocurre en los brazos, manos, piernas, pies y dedos de los pies, ocasionando a menudo dolor o pérdida de sensación en las extremidades. Los expertos lo atribuyen a una combinación de factores que incluyen niveles elevados de glucosa y posiblemente, bajos niveles de insulina.

“Me despertaba en medio de la noche y sentía que me quemaban los pies”, dijo García, de 45 años de edad.

La condición, si se le permite progresar, puede llevar a serias lesiones. El entumecimiento, por ejemplo, puede dar como resultado lesiones menores sin detectar y úlceras. Y debilidad muscular y bajos reflejos asociados con la condición pueden hacer que una persona quede predispuesta a tropezarse y caer.

García se sentía tan mal que vivir después de los 50 años le parecía improbable. Estimaba que no le quedaban más de cinco años de vida.

Sin embargo, actualmente el hombre quien batalló con diabetes del tipo 2 durante una década es fiel testimonio de la diferencia que pueden hacer los cambios de vida simples para alguien con la enfermedad.

García atribuye gran parte del cambio a un coctel verde de jugo de vegetales que comenzó a consumir religiosamente, pero los doctores dicen que es la combinación de una mejor dieta y más ejercicio lo que le han dado un resurgimiento a su vida.

“La modificación del estilo de vida, donde se combina una dieta baja en calorías y ejercicio, trabaja mejor que cualquier combinación de insulina, además de medicamento para esta condición”, explicó el Dr. Enrique Griego, miembro de la mesa directiva de la Asociación de Diabetes del Valle del Río Grande.

Donde otros pueden tener dificultades para hacer esas modificaciones, García solo tuvo que ver a su familia para obtener la motivación. El quería estar allí para sus hijos, y para la que ha sido su esposa durante 21 años.

El entumecimiento y el cosquilleo fue el punto de no retorno para el ex reportero de Univisión, que ahora trabaja como productor de la red de cable para la ciudad de Mission.

Usando su experiencia en periodismo, se lanzó a investigar por Internet, buscando información de la cual pudiera desarrollar una estrategia para recuperar su salud. Una respuesta clave que encontró fue una receta que encontró para un coctel que consistía de apio, pepino, jengibre, manzana verde, col rizada y limón.

Al principio lo licuaba, pero pronto se comprometió a su nueva dieta lo suficiente para comprar un extractor de jugos – aunque no antes de nuevamente darse a la tarea de investigar cual debía comprar.

“No necesitan comprar uno costoso”, dijo. “Uno de 49.99 dólares de Wal-Mart hace el trabajo al igual que los de 200 dólares o más”.

Durante todo un mes, García dijo, se desintoxicó a sí mismo no consumiendo nada excepto el jugo – 64 onzas del coctel y todos los días. Es más llenador de lo que uno podría pensar.

“No me siento con hambre”, dijo García.

Es más, el hombre de 5 pies 9 pulgadas se deshizo de 30 libras – alrededor de 13 por ciento de su peso corporal – y se sintió mejor de lo que se había sentido en mucho tiempo.

“Ya era eso (el jugo) o morir”, dijo García, quien bajó a como 200 libras para finales de ese mes.

“Como periodista de trasmisión, nunca me preocupó mi apariencia. Estaba más preocupado acerca del contenido de mis historias”, dijo. “Pero esto es cuestión de salud”.

Asombrosamente, García ya no requiere de medicamento para manejar su diabetes.

“Estaba recibiendo insulina dos veces al día, además de otros medicamentos para la diabetes, medicamento para la hipertensión, medicamento para la neuropatía periférica”, dijo el Dr. Griego.

“Lo primero que hicimos fue retirar la insulina”, agregó el doctor. “Se le controló la glucosa de la sangre con la reducción de peso y no está tomando ningún medicamento en este momento”.

Lo mismo para su presión arterial, neuropatía y la misma diabetes.

Después del primer mes, García combinó su régimen de jugo con una dieta vegetariana lacto-ovo, lo que significa que ha dejado de consumir carne, pescado y pollo, pero sigue consumiendo huevo y productos lácteos. El otro ingrediente clave en la receta para García estar más sano fue el ejercicio.

Describió sus esfuerzos iniciales para incrementar su actividad física como torpes. Pero gradualmente aumentando su ejercicio, pudo aumentar la longitud y regularidad de sus sesiones de acondicionamiento físico.

“No hay ninguna dieta que funcione sin ejercicio”, dijo, indicando que todavía está trabajando en sus objetivos de condición física. “Todavía no llego a donde deseo estar. Deseo pesar 180 libras y permanecer allí”.

Después de ver los dramáticos resultados iniciales, está muy motivado no solo a mantener el peso sino también a evitar la necesidad de tratar su enfermedad con medicamentos.

El Dr. Mariano Salinas, quien atendió a García hace 10 años, cuando fue diagnosticado por primera vez con diabetes, enfatiza que su ex paciente no descubrió ningún jugo mágico. Los pacientes con diabetes tipo 2 simplemente necesitan controlar su peso.

“Estos pacientes, si realmente pierden peso y bajan de 200 libras a 165”, dijo, ofreciendo un ejemplo, “no necesitan ningún medicamento”.

Los pacientes con diabetes tipo 2 necesitan cuidado comprehensivo para ayudarles a tomar decisiones que pueden mejorar su salud, un enfoque holista que el Dr. Griego incorpora en su práctica.

Salinas, mientras tanto, se preocupa sobre sus pacientes jóvenes en particular – en los que observa obesidad y diabetes en su futuro. En algunos casos, los padres no consideran el mejor interés de sus hijos a la larga.

“Dicen, ‘¿A mi hijo no le gusta la educación física pueden, por favor, excusarlos?’ Claro que no”.

Ofendidos por su negativa, dijo él, algunos padres han retirado a sus hijos de su cuidado y buscado servicios en otras partes.

García afirma que gran parte del cambio en la salud que él ha experimentado se deriva de algo que no se puede comprar en una farmacia: la voluntad.

“Nadie dijo que no sería difícil”, dijo.

 

Receta de jugo verde de Humberto:

  • 5-10 hojas de col rizada,
  • 1 ó 2 pepinos,
  • tallos de apio,
  • 1 manzana verde,
  • jengibre tamaño pulgar,
  • y 1 limón.

Lavar bien, pasar todo por un extractor de jugos.

Agregar ingredientes de acuerdo con su preferencia.

Algunos retiran tallos de la manzana, y pelan limón. Humberto no.

Fuente: El Nuevo Heraldo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s