Aprende a contar carbohidratos para controlar tu diabetes


El tener diabetes significa, aunque se deba a una enfermedad, aprender a comer mejor. Una vez que te diagnostican con esta condición, tienes que estar muy consciente de lo que comes, cuándo lo comes y cuánto comes. Antes, tal vez, ni siquiera pensabas en los carbohidratos, las proteínas, o la fibra, de la manera en que lo haces ahora. Y aunque sientas que la diabetes ha hecho de tu hora de comer un asunto menos espontáneo, también debes sentirte feliz de aprender algo que todo el mundo debería saber: cuántos carbohidratos son ideales para mantener los niveles de la glucosa en su lugar.

Además de otros métodos, como el sistema de intercambio de alimentos, contar carbohidratos es una forma efectiva de planificar tus comidas para controlar tu diabetes. ¿Por qué es importante saber la cantidad de carbohidratos que consumes en cada comida? Porque los alimentos que contienen carbohidratos elevan tus niveles de la glucosa en tu sangre. Esto sucede porque los carbohidratos son los compuestos que más rápidamente alteran la glucosa en la sangre, pues al asimilarse (cuando se digieren) se convierten en azúcar simple. Así hacen las veces de ‘gasolina’ o energía para que el organismo funcione.

Además de los carbohidratos, es importante que equilibres tu comida con proteínas y grasa para mantener a la diabetes bajo control. Pero como el asunto que nos concierne ahora es el de los carbohidratos, aquí te recuerdo cuáles son algunos de los alimentos que los contienen:

Pan, cereal, arroz, galletas saladas

Frutas y jugos (zumos)

Leche y yogurt

Fríjoles (habichuelas o porotos)

Productos de soya o soja

Vegetales a base de almidones como papa y maíz

Galletas de dulce, caramelos, pasteles (tortas), sodas, papas y botanas (snacks) de paquete

Cerveza, vino y algunas bebidas alcohólicas mezcladas (cocteles)

Unos estudios publicados por la Asociación Americana de la Diabetes (American Diabetes Association) han demostrado que los carbohidratos de cualquier alimento afectan a la glucosa en la sangre del mismo modo. Es decir, que lo que realmente importa es la cantidad de carbohidratos que consumes en una comida o refrigerio y no el tipo de carbohidrato.

¿Cómo se cuentan los carbohidratos?

Se pueden contar de dos maneras. Usando como parámetro porciones/elecciones o por gramos. Una elección o porción de carbohidratos es equivalente a 15 gramos. Cualquiera de los dos métodos es igual de efectivo, simplemente debes conocer el tamaño de las porciones que encuentras en las etiquetas de los alimentos. Recuerda que dependiendo de tu caso en particular, tu médico te recomendará la cantidad de carbohidratos que debes consumir en cada comida.

Para que te des una idea, la siguiente lista contiene detalles de las porciones que equivalen a 15 gramos de carbohidratos.

Una porción pequeña de fruta fresca (4 onzas)

Una tajada de pan o una tortilla

½ taza de fruta congelada o enlatada

1/3 de taza de pasta o arroz

½ taza de avena

4 -6 galletas saladas

½ taza de frijoles (porotos, caraotas, habichuelas) negros u otro vegetal que contienen almidón

2 galletas de dulce pequeñas

2/3 de taza de yogurt natural bajo en grasa

1 taza de sopa

½ taza de helado o sorbete (nieve)

Por lo general, un adulto con diabetes debe incluir de tres a cuatro elecciones de carbohidratos con cada comida, y uno o dos con su merienda.

Con este sistema de conteo de carbohidratos, puedes planear cuántos carbohidratos debes consumir teniendo en cuenta la cantidad de insulina que tienes disponible para procesarla, ya sea inyectada o producida por tu cuerpo. Es decir, que si comes más carbohidratos de los que la insulina de la que dispones puede procesar, el nivel de azúcar en tu sangre se elevará. Y si por el contrario, si consumes menos carbohidratos, tu glucosa en la sangre disminuirá. Debes procurar encontrar el equilibrio para evitar las complicaciones que trae la diabetes. Por eso, es indispensable que si eliges este método de planificación de tus comidas, cuentes con la asesoría de tu médico y de un nutricionista certificado para saber exactamente cuántos carbohidratos debes consumir.

Lo bueno de este sistema es que puedes incluir en tu plan cualquier alimento, si sabes leer bien las etiquetas y usas esa información de acuerdo a tus necesidades. Fíjate principalmente en el tamaño por porción y el total de gramos de carbohidratos.

De igual forma, no debes descuidar otros datos como el contenido calórico, las grasas trans y las grasas saturadas y el contenido de sodio (de sal). Todo esto afecta tu dieta, en especial si debes controlar tu peso y otras condiciones como la presión arterial alta. Por eso, te repito, si tienes diabetes, debes contar con un equipo médico especializado para que apliques esto de acuerdo a tu caso particular.

Habla con ellos, infórmate y elige el método de planificación de alimentos para controlar tu diabetes con el que te sientas más cómodo(a). Recuerda que alimentarte debe ser un placer y que por el hecho de tener diabetes, no debes dejar de disfrutar de la comida. Sólo tienes que aprender unos trucos aquí y allá, y también una nueva forma de contar.

Fuente: Vida y Salud

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s