Los problemas de diabetes costaron a México 7 mil 784 mdd durante el 2011


El Instituto Nacional de Salud Pública (INSP) reveló que el impacto económico causado por problemas de diabetes en México durante 2011 fue de más de 7 mil 784 millones de dólares.

La dependencia señaló que dicha cifra podrá crecer 15% en 2012, y por ello se solicitará a las autoridades una rendición de cuentas para determinar los logros obtenidos con los programas y sus estándares de calidad.

Armando Arredondo López, investigador titular del Centro de Investigación en Sistemas de Salud del INSP, precisó que las familias mexicanas tuvieron que gastar 4 mil 352 millones de dólares para el tratamiento de esta enfermedad, mientras que el sector público, integrado por IMSS, ISSSTE y Secretaría de Salud, desembolsó 3 mil 432 millones de dólares, lo que significó un crecimiento económico de 29 por ciento con respecto a 2010.

Al presentar el primer estudio sobre la materia llamado: Costos, consecuencias del cambio epidemiológico en México, del INSP, Arredondo López refirió que México se ubica como la nación de América Latina que más gasta en controlar y tratar las consecuencias de la diabetes, pero cuando se le compara en el gasto que realiza por persona anual frente a los países desarrollados, queda muy por debajo. Por ejemplo, en nuestro país se invierten 708 dólares por diabético, frente a 7 mil 383 dólares de Estados Unidos y 6 mil en Suiza.

La investigación también revela que de cada 100 pesos destinados a tratar este mal, 52 pesos provienen del bolsillo de un paciente diabético; 30 son gastados en un derechohabiente del IMSS; 11 por la Ssa, incluyendo Seguro Popular, y 7 por el ISSSTE.

De los recursos públicos, de cada 100 pesos, 60 son destinados al manejo, atención y complicaciones de los pacientes diabéticos, mientras que los 40 pesos restantes se utilizan en atención ambulatoria.

La investigación, que inició desde 2004 y tuvo un costo de 250 mil dólares, contó con el apoyo del Conacyt y el International Development at Research Center.

El estudio señala que México ocupa el décimo lugar tanto en casos como en gastos por diabetes, siendo Estados Unidos, Alemania, Japón, Francia, Canadá, Italia, Reino Unido, España y China quienes lo anteceden.

Los estados de la República más afectados por la diabetes son Yucatán, Jalisco, Morelos, Nuevo León y Guanajuato, pues están por arriba de la media nacional que se ubica en 14% de enfermos respecto la población total. Por el contrario, se registran menores índices en Baja California Sur y el Distrito Federal.

El ISSSTE fue el único que logró resultados satisfactorios a la hora de controlar la enfermedad, ya que de sus 54 mil 424 pacientes, 59% tienen sus niveles de hemoglobina en un índice satisfactorio.

Margarita Blanco Cornejo, subdirectora de Prevención y Protección de la Salud del ISSSTE, precisó que desde hace más de dos años se dieron a la tarea de estudiar 7 mil 772 expedientes y detectaron que sólo 0.2% estaba controlado. Un nuevo protocolo de servicio aplicado en 100 unidades clínicas y siete de especialidades arrojó que disminuyó 35% la hospitalización; 54% los días de enfermedad; 23% de los enfermos controló sus tigliceridos y 6% su colesterol. Todo esto porque las dosis de insulina aumentaron de 4% a 21%, y se extendió media hora la consulta para revisar a fondo a los pacientes.

Por su parte, el Banco Mundial reportó que 80% de los 15 millones de los diabéticos que hay en México cursan la enfermedad bajo un total descontrol, lo que representa una importante carga sanitaria y económica que, tan sólo en el año 2000, causó pérdidas directas e indirectas por 15 mil 183 millones de dólares.

María Eugenia Bonilla-Chacín, economista especializada en temas de salud del Banco Mundial, refirió que México es el país más afectado con diabetes de la región de América Latina y el Caribe, pues se registran 65 mil muertes cada año.

Además, señaló que de los 15 millones de diabéticos, por lo menos 50% no lo sabe y llega a los hospitales hasta que tiene complicaciones.

La especialista explicó que no hay un diagnóstico oportuno, lo que genera que las personas cursen con este mal durante siete u ocho años, cuando ya es crónica.

“Llama la atención que en México en un mismo hogar existe una madre con obesidad, y un menor con desnutrición y baja talla”, dijo Bonilla-Chacín, tras referir que dentro de los integrantes de la OCDE Estados Unidos se lleva el primero lugar en la epidemia de obesidad y sobrepeso, así como en diabetes.

Fuente: El Diario

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s