Ejercicio, Insulina e Hipoglucemia


La diabetes tipo 1 es una afección que suele iniciarse a edades tempranas de la vida, mientras que la diabetes tipo 2 suele diagnosticarse en personas de mayor edad, aunque existen casos en niños y adolescentes.

Todos los pacientes diabéticos tipo 1 y un porcentaje creciente de diabéticos tipo 2 utilizan insulina o sus derivados como parte del tratamiento. Asimismo, otro componente fundamental de la terapéutica de estos enfermos es el ejercicio en sus distintas variantes. Sin embargo, la compatibilidad entre el uso de insulina y la práctica deportiva requiere ciertas precauciones.

La insulina se caracteriza por su efecto anabólico, esto es, se asocia con un incremento de la masa muscular y del peso corporal. Sin embargo, el efecto adverso más temido es la hipoglucemia, dado que esta hormona facilita el consumo de la glucosa por parte de numerosos tejidos y reduce así sus niveles en sangre. Cuando una persona presenta hipoglucemia, se describe somnolencia, irritabilidad e incluso desmayos o síncopes.

Dado que el ejercicio también motiva el consumo de glucosa por parte del tejido muscular, se corre el riesgo de que los efectos de ambas estrategias se potencien para dar lugar a formas graves de hipoglucemia. Cuando estos episodios ocurren en el contexto de deportes de contacto o de alto riesgo, el paciente puede sufrir consecuencias críticas.

Se recomienda una adecuada ingesta de alimentos permitidos antes de la práctica de ejercicios fundamentalmente aeróbicos, así como evitar el uso de altas dosis de insulina de depósito ante un cambio en la rutina de actividad física. Por otra parte, el apoyo del equipo nutricional es relevante para lograr al mismo tiempo seguridad y alta eficacia deportiva, en especial en los atletas profesionales o en quienes practican disciplinas con riesgo de traumatismos. Ante la aparición de cualquier manifestación sugestiva de hipoglucemia, se recomienda la suspensión del ejercicio y la inmediata administración de azúcar, refrescos dulces o, en casos extremos, la aplicación de una hormona de contrarregulación como el glucagon.

 Fuente: Gimnasia.net

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s