Un descubrimiento de Israel podría llevar al tratamiento de la diabetes


Una nueva investigación con animales espera que los transplantes de tejidos del páncreas lleven a un mejor control de la glucosa. Una profesora de Technion, que ha pasado varios años intentando crear el reemplazo de órganos humanos al construirlos dentro de un “andamio”, ha creado el tejido de los islotes que producen la insulina en el páncreas rodeado por una red tridimensional de vasos sanguíneos.

Una nueva investigación en animales en el Instituto de Tecnología Technion de Israel en Haifa y la Universidad Ben Gurion en el Negev en Beersheba ofrecen la esperanza de que un día el transplante de tejidos del páncreas lleve a un mejor control de la glucosa para la diabetes.

La profesora Shulamit Levenberg de Technion, que ha pasado varios años intentando crear el reemplazo de órganos humanos al construirlos dentro de un “andamio”, ha creado el tejido de los islotes de Langerhans que producen la insulina en el páncreas rodeado por una red tridimensional de vasos sanguíneos.

El tejido creado por ella y su equipo tiene ventajas significativas sobre el material de transplante original que ha sido cosechado de tejidos pancreáticos sanos.

Las células que producen insulina viven más en el tejido creado con ingeniería, y producen más insulina que otras hormonas esenciales, según escribieron Levenberg y sus colegas en el último número de la revista médica americana PLOS One. Cuando transplantaron el tejido a un ratón diabético, las células comenzaron a funcionar bien por debajo de los niveles de azúcar.

El transplante de islotes – el tejido pancreático que contiene las células que producen hormonas – es una terapia considerada para las personas que tienen diabetes de tipo 1, quienes producen muy poca o ninguna cantidad de insulina debido a que sus islotes están destruidos por sus propios sistemas inmunológicos.

Pero al igual muchos transplantes de tejidos y órganos, hay pocos donantes y existe la posibilidad de que éste falle.

La red bien desarrollada de vasos sanguíneos construida en el tejido es clave para su éxito, concluyeron los investigadores. Éstos incentivan la comunicación entre células, al secretar hormonas de crecimiento y otras moléculas que mejora significativamente las posibilidades de que el tejido transplantado sobreviva y funcione normalmente.

Los descubrimientos confirman que la red de vasos sanguíneos “provee las señales básicas de la supervivencia a las células pancreáticas que producen hormonas en ausencia del flujo sanguíneo”, escribió Levenberg. Una razón por la que fallan los transplantes, dijo, “es que los islotes son usualmente transplantados sin el acompañamiento de vasos sanguíneos”.

Fuente: AJN

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s