Aún con diabetes, es posible disfrutar las comidas navideñas


A tan sólo días de Navidad y de Año Nuevo, muchas personas con diabetes pueden estar preguntándose cómo disfrutar de las fiestas y, al mismo tiempo, mantener bajo control sus niveles de azúcar en sangre. Aunque no existen alimentos prohibidos en la mesa de la persona con diabetes, los platos que tradicionalmente se sirven en las fiestas de diciembre tienen más calorías y grasas que las comidas habituales.

La diabetes es una enfermedad que se caracteriza por niveles elevados de azúcar (glucosa) en la sangre, que puede ser el resultado de una producción insuficiente de insulina o de la incapacidad del cuerpo de utilizar esta hormona que es la que permite al cuerpo utilizar la glucosa de los alimentos como energía para las células. Cuando la glucosa no puede ingresar en las células se acumula en la sangre, lo que puede causar complicaciones[1].

“Una dieta saludable, junto con la actividad física regular y el uso del tratamiento para la diabetes, puede ayudar a quienes padecen esta condición a sentirse mejor y mantener controlada la enfermedad[1]. En la época navideña, no es necesario que se abstengan de disfrutar de las tradicionales comidas navideñas siempre y cuando planifiquen de antemano la alimentación y no descuiden su tratamiento diario” señala el Dr. Marcelo Storino, Gerente Médico de Cardiometabólico de MSD.

Algunos datos útiles que toda persona con esta condición debe tener en cuenta al momento de celebrar son los siguientes:

• Comer antes de la celebración. No saltar comidas pensando en que se deben “ahorrar” calorías y carbohidratos: eso hará que sea más difícil controlar los niveles de glucosa en sangre y además hará que se llegue a la cena con mucha hambre[1].

• Llevar comida que le guste. En vez de preocuparse en qué comer durante la celebración, ofrecerse a llevar su propio platillo preferido, amigable con la diabetes, puede ser una buena alternativa[1].

• Beber alcohol con moderación. Quienes toman bebidas alcohólicas deben recordar ingerir algún alimento antes de hacerlo para evitar que baje demasiado la glucosa en sangre. Además, es importante recordar que estas suelen contener muchas calorías[1].

• Mantenerse activo. La mejor forma de compensar el comer un poco de más de lo habitual es estar activo. Algunas ideas son salir a caminar o realizar algún juego físico con familiares[1].

• Comer porciones pequeñas. Dado que las comidas que se suelen servir en las celebraciones suelen contener grandes cantidades de carbohidratos, es importante cuidar el tamaño de las porciones. Si se quieren probar varios platillos, hay que servirse una pequeña cantidad de cada uno de ellos[1].

[1] American Diabetes Association (ADA). (Diabetes basics y Food and Fitness).

Disponible en: http://www.diabetes.org

Fuente: Analítica

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s