Atención integral: anuncian clínica contra la diabetes


Estará dentro del Hospital Rubén Leñero y será la primera de varias más en el DF, adelantó Miguel Ángel Mancera

El jefe de Gobierno del DF, Miguel Ángel Mancera, anunció la próxima puesta en operación de la primera Clínica de Atención de Diabetes, que ofrecerá ayuda integral para prevenir y tratar esta enfermedad que afecta a un gran número de mexicanos.

 

La clínica estará ubicada en el Hospital Rubén Leñero y será la primera de varias más en el Distrito Federal, adelantó el mandatario en entrevista.

 

“Esperamos que con el resultado que nos dé esta clínica y con el apoyo y con una serie de proyectos que tenemos, se puedan replicar estos modelos; por lo pronto, creemos que es una cuestión fundamental, era una de las exigencias que teníamos: que hubiera ya esta clínica, era una de las peticiones más sentidas que fuimos recogiendo a lo largo de la campaña. Será por ahí del 15 o 16 de enero que estemos echando a andar esta clínica.”

 

Luego de encabezar la celebración por el 60 aniversario del Centro de Salud “México-España”, Mancera destacó que en este lugar se atiende bajo la modalidad de expediente clínico electrónico, que es una herramienta que ayuda a los médicos a dar seguimiento de manera pronta y oportuna a la salud de los pacientes.

 

Agua vs. bebidas azucaradas

 

Porque en casa no les enseñan que tomar bebidas azucaradas trae serios problemas de salud, los capitalinos, desde niños, son fuertes consumidores de refrescos, jugos y demás productos que dañan su organismo.

 

En el caso de los niños, en las cooperativas de las escuelas la venta de refrescos es alta, pese a estar disfrazada en presentaciones pequeñas. Con los jóvenes, el argumento es que desde niños y en casa han tomado este tipo de bebidas y no ven razón para cambiarla, en tanto que los adultos lo tienen ya como un hábito.

 

Según estudios de la escuela de salud pública de la Universidad de Harvard, así como del Instituto Nacional de Salud Pública, existe una estrecha relación entre el consumo excesivo de refrescos y el desarrollo de padecimientos como la obesidad, diabetes e hipertensión.

 

A la par de los esfuerzos en materia legislativa, tanto a nivel federal como en la ALDF para regular y desincentivar el consumo de bebidas azucaradas a través de un impuesto de 20 por ciento y la reducción en las presentaciones en restaurantes y tiendas, organizaciones civiles buscan concientizar a la población sobre la necesidad de dejar de beber refrescos y a cambio ingerir agua natural, previniendo así problemas de salud en edades mayores.

 

La doctora María Teresa Ramírez, de la Fundación Interamericana del Corazón México, informó que hay un consumo excesivo de refrescos que no tienen altas concentraciones de azúcar, sino de sacarosa, lo cual es todavía más grave porque el organismo no lo procesa bien y comienza a presentar alteraciones.

 

Calculan que, al año, un habitante del DF que ingiere refresco como parte de su dieta diaria consume hasta 163 litros en un año. Para los niños con este hábito aumenta 60% la probabilidad de que sea obeso y mantenga esa condición durante su vida.

 

Con las mujeres, el hecho de tomar bebidas azucaradas aumenta 23% el riesgo de enfermedades del corazón, mientras que aquellos que en cada comida incluyen el refresco incrementa hasta en 35 por ciento.

Fuente: Excelsior

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s