La insulina y el cerebro, una relación poco conocida


Ante los problemas relacionados con la insulina, la gente tiende a pensar sólo en la diabetes, pero muchos síndromes metabólicos están asociados con algunos tipos de defectos cognitivos y trastornos de la conducta, como por ejemplo depresión o ciertas demencias. Ahora, una nueva investigación revela cómo la vía de señalización de la insulina y de péptidos similares a la insulina desempeña un papel crítico en la regulación del aprendizaje y la memoria.

Ya se sospechaba que la insulina y péptidos similares a la insulina podían desempeñar un papel importante en el funcionamiento neural, pero ha sido muy difícil establecer con certeza el mecanismo subyacente, debido a que estos péptidos no tienen que operar usando las sinapsis que conectan entre sí a neuronas en el cerebro.

El equipo de la investigadora Yun Zhang, de la Universidad de Harvard, en Cambridge, Massachusetts, Estados Unidos, ha llegado a la conclusión, entre otras, que varias sustancias similares a la insulina podrían regularse unas a las otras.

Muchos animales, incluyendo a los humanos, tienen varias sustancias similares a la insulina, y parece que estas sustancias pueden actuar como una red. Cada una de ellas puede desempeñar un papel ligeramente distinto en el sistema nervioso, y actúan de forma conjunta para coordinar la señalización asociada al aprendizaje y la memoria. El cerebro puede ajustar con precisión el aprendizaje de varias maneras diferentes, mediante cambios en la forma en que interactúan estas sustancias.

Conocer mejor el funcionamiento de esta red podría en el futuro ayudar al desarrollo de tratamientos para varios trastornos cognitivos, incluyendo ciertas demencias.

“Las vías de señalización de la insulina y de péptidos similares a la insulina están muy conservadas en los mamíferos, incluyendo a los humanos”, argumenta Zhang. “Hay incluso alguna evidencia preliminar de que el tratamiento con insulina, en algunos casos, puede mejorar la función cognitiva. Esa es una razón por la que consideramos que un mejor conocimiento de este mecanismo nos ayudará a entender mejor cómo funcionan las vías de la insulina en el cerebro humano”.

Fuente: NCYT

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s