¡Cuida tus riñones!


Los riñones son unos órganos maravillosos que se encargan de limpiar la sangre y darle un equilibrio químico. Ellos son una maquinaria compleja de purificación. A diario, purifican unos 200 litros de sangre para filtrar unos 2 litros de desechos y exceso de agua. Los desechos y el exceso de agua se convierten en orina.

Dentro de los riñones hay millones de vasos sanguíneos pequeñísimos que actúan como filtro. Su trabajo es remover la “basurita” de la sangre (tal basurita o desechos son la urea, el ácido úrico, la creatinina, el potasio y el fósforo). A veces este sistema de filtrar se descompone. La diabetes puede causar daño en los riñones lo que provoca que fallen. Si los riñones fallan, pierden la habilidad de filtrar y eliminar la “basura”, lo que conlleva a una enfermedad renal.

¿Cómo afecta la diabetes a los riñones?

Cuando nuestro cuerpo digiere la proteína que comemos, salen residuos (o “basurita”) que debemos desechar. En los riñones, millones de vasos sanguíneos pequeñísimos, que tienen unos hoyitos aún más pequeños, actúan como filtros. Mientras la sangre pasa por los vasos sanguíneos, pequeñas moléculas, como la “basurita” pasan a través de los hoyitos. Estos desechos se convierten en parte de la orina. Sustancias útiles para el cuerpo, como la proteína o las células rojas, son demasiado grandes para pasar a través de los hoyos por lo que se quedan en la sangre.

La diabetes puede dañar este sistema. Los niveles altos de glucosa en sangre hacen que los riñones filtren demasiada sangre. Todo este trabajo extra afecta los filtros. Después de muchos años, comienzan a tener “fugas” por lo que pasan la proteína útil hacia la orina. Tener bajos niveles de proteína en la orina es llamado microalbuminuria. Tener grandes cantidades de proteína se llama macroalbuminuria.

Cuando la enfermedad renal es diagnosticada en sus primeras etapas (durante la microalbuminuria), muchos tratamientos pueden prevenir que la enfermedad empeore. Tener grandes cantidades de proteína en la orina es llamada macroalbuminuria. Cuando la enfermedad renal es diagnosticada muy tarde (durante la macroalbuminuria), la siguiente etapa es la terminal de la enfermedad renal.

Con el tiempo, es estrés de trabajar con esfuerzo extra hace que los riñones pierdan la habilidad de filtrar. Entonces, los productos de desecho comienzan a acumularse en la sangre. Finalmente, los riñones fallan. Esta falla es muy seria. Una persona en la etapa terminal de la enfermedad renal necesitará un trasplante de riñón o filtrar su sangre a través de una máquina (diálisis).

¿Cuáles son los síntomas de la enfermedad del riñón?

Los riñones trabajan mucho para compensar a los capilares dañados así que el daño en los riñones no produce ningún síntoma sino hasta que casi no funcionan. También, los síntomas de la enfermedad de riñón no son específicos. Los primeros síntomas de la enfermedad del riñón es por lo general retención de líquidos. Otros síntomas de la enfermedad de riñón incluyen falta de sueño, poco apetito, problemas gástricos, debilidad y dificultad en la concentración.

Es vital ver al doctor regularmente. El doctor puede checar la presión sanguínea, la orina (para buscar proteína), la sangre, y otros órganos para evitar otras complicaciones con la diabetes.

¿Cómo la prevengo?

La enfermedad del riñón en la diabetes se puede prevenir manteniendo los niveles controlados de azúcar sanguínea. Investigaciones han demostrado que llevar un buen control de glucosa sanguínea reduce el riesgo de microalbuminuria en una tercera parte. En personas que ya tienen microalbuminuria, el riesgo de que progrese a macroalbuminuria se reduce a la mitad. Otros estudios han sugerido que el tener un estricto control puede revertir la microalbuminuria.

Azúcar alta: afecta al riñón y otros órganos

El riñón es uno de los órganos que sufren mayor afectación en pacientes con la glucosa elevada, porque hay microorganismos que se desarrollan fácilmente y prenden infecciones a causa de bacterias u hongos. La cándida allbicans es uno de los gérmenes oportunistas que tienden a presentarse cuando el paciente con diabetes ha tenido infecciones repetidas o hay una disminución de los mecanismos de defensa del organismo.

El doctor Raúl García Flores, internista especialista en Medicina Crítica, profesor adjunto en la Escuela Superior de Medicina del IPN, señala que el tratamiento para evitar las alteraciones de infección provocada por estos microorganismos, es el buen control de la glucosa en sangre.

El azúcar en la sangre a niveles superiores de 180 mg/dL, daña el riñón, la vejiga o la uretra, al grado que produce un considerable ardor en la persona con diabetes cuando tenga la necesidad de eliminar el azúcar a través de la orina.

Esto también trae como consecuencia que si una persona con diabetes tiene los niveles de glucosa sanguínea superiores a 180mg/dl también se favorecen alteraciones oculares, con depósitos de glucosa a nivel del cristalino y alteraciones en el resto del ojo, “como es el caso de la retina, que nos lleva a que se vaya perdiendo la visión rápidamente y en una etapa tardía a complicaciones tan graves como el glaucoma, que es una hipertensión del ojo con pérdida definitiva de la visión”, explica el doctor.

Por lo regular todos los órganos blandos resultan afectados al incrementarse los niveles de glucosa en sangre, pero el riñón dadas sus funciones, son de los primero órganos que se ven más afectados en casos de una diabetes mal cuidada.

“Las infecciones repetidas en el riñón derivan en cicatrización del tejido renal y va disminuyendo la función de ese riñón en un promedio de 20 o 30 años o antes, incluso, cuando el riñón ya no funciona y es lo que llamamos urgencia renal.

“Esto nos lleva a la utilización de diuréticos si los volúmenes celulares son bajos y tenemos alteraciones en creatinina, la urea o si estos niveles de creatinina y urea fueran muy elevados, como en 10 decilitros, entonces estamos hablando de un paciente que nos va a empezar a dar manifestaciones en diferentes órganos, con náuseas, vómitos, dolor de cabeza, problemas para respirar –porque hay contracción de los pulmones–. En estos casos si no dializamos al paciente todas estas alteraciones no se van a corregir”.

Algunos datos sobre la enfermedad renal en México

De acuerdo con la Fundación Nacional del Riñón, más de un tercio de quienes viven con diabetes mellitus tipo 2 (DMT2) se encuentran en riesgo de padecer insuficiencia renal crónica (IRC), uno de los principales problemas de salud pública en muchos países, particularmente en México.

Por ello, la Fundación Mexicana del Riñón advierte la necesidad de que la gente con diabetes proteja sus riñones con un ritmo de vida saludable, acompañado de un adecuado tratamiento.

Al respecto, la Dra. María Elena Sañudo, endocrinóloga y médico internista, comentó que es necesario incrementar el conocimiento sobre las enfermedades renales, su detección temprana y el tratamiento oportuno; más aún en personas con diabetes e hipertensión arterial. Estas son las dos principales causas de enfermedad renal en México y en el mundo.

La especialista también destacó la necesidad de que los pacientes cuenten con alternativas terapéuticas que les ayude a controlar su diabetes en cualquier etapa de su enfermedad y con menos efectos secundarios, como son hipoglucemia, aumento de peso o riesgo cardiovascular; los cuales generalmente se asocian a una mayor tasa de abandono en quienes padecen enfermedad renal.

La Dra. María Elena Sañudo, dijo que la DMT2 es cada vez más común en países como México, debido en gran parte a los hábitos alimenticios poco saludables y el estilo de vida sedentario. Actualmente este padecimiento afecta a más de 346 millones de personas en el mundo, de las cuales más de 7 millones son mexicanos.

Concluyó que una dieta saludable, la práctica de ejercicio, el control de la presión arterial y niveles glucémicos, los índices de colesterol bajos y una consulta periódica al médico, son las mejores recomendaciones para prevenir este padecimiento, así como una afección derivada de ésta.

Fuente: Vivir bien con diabetes

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s