Todo mundo debe aprender diabetes y entender cómo se maneja


Educación, prevención y promoción de la salud son las claves para atacar de manera efectiva a la obesidad, la diabetes y otras enfermedades crónicas que hoy forman parte de los principales motivos de consulta, discapacidad y muerte en nuestro país.

 

Luego de que el presidente Enrique Peña Nieto instruyera a la secretaria de Salud, Mercedes Juan, a poner en marcha una estrategia nacional para la prevención y el control de la obesidad y la diabetes en el marco del Día Mundial de la Salud, que se celebra este domingo, expertos consultados por Excélsior coincidieron en que tomará tiempo resolver el problema, pero hay que empezar ya para ver los resultados los próximos años.

 

“El único programa que será exitoso para manejar la diabetes en el mundo —lo dice la OMS— es el que descubre la diabetes en el momento o antes de que se presente.

 

“Es decir, lo que tenemos que hacer es ir a buscar a la diabetes antes de que surja, ir a buscar a los niños y adolescentes que tienen riego de contraer diabetes y a esos en particular, orientarlos, trabajarlos, educar a sus familias para que cambien su estilo de vida y evitar que se conviertan en diabéticos”, dijo el doctor en Ciencias Médicas, Rafael Álvarez Cordero, especialista en obesidad y enfermedades asociadas.

 

En Kuwait, ejemplificó el experto, donde uno de cada cuatro habitantes es diabético, se estableció un instituto que se ha convertido en uno de los más exitosos del mundo, debido a que implementó siete programas específicos de diabetes, para las mamás, para los niños de primaria, secundaria, para los profesores, para los cocineros, para los médicos y para otros trabajadores de la salud.

 

Con este plan, en diez años, disminuyeron 61 por ciento las complicaciones de este padecimiento.

 

“Todo mundo debe aprender diabetes y entender cómo se maneja y entonces mientras no haya educación de diabetes no logramos lo que queremos, y es algo que nos falta aquí en México”, indicó

 

Planteó en este sentido la importancia de que se establezca salud como una materia obligatoria en la escuela primaria para que los niños conozcan su cuerpo.

 

“Así vamos a ir creando una cultura de salud en los niños, poco a poco en los maestros, en las mamás y en todos los involucrados porque finalmente tenemos una cultura de la enfermedad. No es haciendo más cliniquitas como vamos a resolver el problema, necesitamos menos enfermos, tenemos que llegar a la raíz antes de que surja el problema de obesidad o diabetes, ¿y cómo?, con prevención”, insistió el también Titular del Programa del Consejo de Obesidad del Distrito Federal.

 

La cartilla de la diabetes

 

Si existiera, comentó el experto, una cartilla metabólica para los niños a fin de saber si tienen abuelos o padres diabéticos, así como conocer además sus niveles de azúcar, se podría descubrir muy a tiempo al individuo con riesgo de diabetes.

 

“Tampoco tenemos que matar a las empresas que producen refrescos o tenemos que cortarle el cuello a las empresas que producen hamburguesas. No es por ahí. Un niño come porque le gusta comer, si yo lo educo a que coma saludablemente va a aprender a diferenciar lo que tiene que comer y aunque haya una presión publicitaria él decide lo que tiene que hacer y la mamá también y la escuela también.

 

“Todo eso requiere una asociación entre las secretarías de Educación, Salud, Desarrollo Social y Trabajo. Eso es una estrategia nacional contra la obesidad y diabetes que rebasa al ámbito del sector salud y del médico”, expuso.

 

Por su parte, el director del Hospital General de México, Francisco Navarro, aclaró que la prevención de enfermedades y las estrategias dirigidas a la educación para la salud darán resultados a más largo plazo por lo que se tendrán que ir haciendo evaluaciones semestrales o anuales para ver cómo va funcionando la estrategia.

 

El doctor Navarro puso el ejemplo del énfasis que en la década de los años 70 se hizo en torno a la planificación familiar y como los resultados se vieron reflejados hasta después de diez años con la disminución del índice de natalidad.

 

“Y ahora estas políticas contra la obesidad y la diabetes van a incidir en que en el futuro haya menor cantidad de secuelas graves de las enfermedades”, afirmó.

 

De no hacer nada ahora, se tendría a mucho más gente enferma, más víctimas de infartos, personas ciegas o amputadas.

 

Actualmente, tan sólo en el Hospital General de México, en el área de cardiología, donde se atienden 70 mil pacientes al año, 40 por ciento ya tienen hipertensión arterial.

 

En este contexto destacó la importancia de que crear cultura de la salud en la población a fin de que acuda al médico aunque no se encuentre enferma.

 

“Necesitamos hacer mucha medicina preventina y detección temprana de las enfermedades, decirle a la gente: mira si tú tienes 40 años de edad, tienes que venir a que te vea en el hospital dos veces por año entonces te reviso presión arterial, azúcar”, explicó.

 

Dejó en claro que en la cultura de la salud la sociedad civil debe participar, si bien es responsabilidad del Estado mexicano proporcionarle salud a la población debe haber ya obligación de la gente para acudir a las instituciones.

Fuente: Excelsior

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s