Los omega-3 aumentan los niveles de hormonas vinculadas a la sensibilidad a la insulina


Los ampliamente utilizados suplementos de aceite de pescado aumentan modestamente las cantidades de una hormona que se asocia con un menor riesgo de diabetes y enfermedades del corazón, según un estudio aceptado para su publicación en ‘Journal of Clinical Endocrinology and Metabolism’ (JCEM).

Los suplementos de aceite de pescado, también llamados cápsulas de ácidos grasos omega 3, aumentan los niveles de adiponectina en la sangre, que es una hormona con efectos beneficiosos sobre los procesos metabólicos como la regulación de la glucosa y la modulación de la inflamación. En estudios en humanos a largo plazo, los niveles más altos de adiponectina se asocian con un menor riesgo de diabetes tipo 2 y enfermedad cardiaca coronaria.

“Mientras que estudios previos con animales han encontrado que el aceite de pescado aumenta la adiponectina circulante, si efectos similares se aplican en los seres humanos no se ha analizado”, dijo el autor principal del estudio, Jason Wu, de la Escuela de Salud Pública de Harvard, en Cambridge, Massachusetts (Estados Unidos). “Al revisar la evidencia de los ensayos clínicos aleatorios existentes, encontrados que los suplementos de aceite de pescado causan un modesto incremento en la adiponectina en la sangre de los seres humanos”, resume.

El metaanálisis revisó y analizó los resultados de 14 ensayos clínicos aleatorizados y controlados con placebo. En total, 682 sujetos fueron tratados con aceite de pescado y a 641 se les dio placebos, aceites más comunes de oliva y de girasol. En los que recibieron aceite de pescado, los niveles de adiponectina aumentaron en 0,37 microgramos/mililitro.

Los resultados también sugirieron que el efecto del aceite de pescado en la adiponectina difería sustancialmente a través de los ensayos, lo que señala que los suplementos de aceite de pescado pueden tener influencia más fuerte en la adiponectina en algunas poblaciones y efectos más débiles en otros individuos.

“Los resultados de nuestro estudio sugieren que un mayor consumo de aceite de pescado puede aumentar moderadamente el nivel sanguíneo de adiponectina y apoyan los posibles beneficios del consumo de aceite de pescado sobre el control de la glucosa y el metabolismo de las células grasas”, afirmó Wu.

Fuente: Europa Press

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s