El 80 % de los obesos con diabetes podría prescindir de la insulina tras la cirugía

El 80 % de los obesos con diabetes podría prescindir de la insulina tras la cirugía, tal y como ha asegurado el representante del Comité Organizador por parte de la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad (SEEDO) del I Congreso Médico-Quirúrgico de la Obesidad, el doctor Miguel Ángel Rubio.

Este experto ha explicado que los datos disponibles apuntan a que intervenciones quirúrgicas empleadas en la cirugía de la obesidad podrían revertir “parcial o totalmente” la diabetes, lo que supone “un hito importante“.

En este sentido, ha indicado que esto no sólo mejora la calidad de vida del paciente, sino que “previsiblemente reduce la posibilidad de desarrollo de todas las complicaciones crónicas asociadas a la diabetes“. Entre ellas Rubio ha destacado “la retinopatía, la nefropatía o la enfermedad cardiovascular“.

Esta cita, que también ha organizado la Sociedad Española de Cirugía de la Obesidad Mórbida y de las Enfermedades Metabólicas (SECO), ha servido para que diversas sociedades científicas implicadas en el manejo de la obesidad y la diabetes hayan firmado “el primer documento de consenso sobre las indicaciones de la cirugía metabólica“, explican los expertos.

El objetivo es “definir en qué pacientes sería recomendable hacer esta intervención“, señala el representante del Comité Organizador por parte de la SECO, el doctor Antonio Torres, que añade que “hay que ser muy selectivo, teniendo en cuenta que implica la manipulación del tubo digestivo“.

A su juicio, estaría indicada “en pacientes con sobrepeso y que presentan trastornos metabólicos como la diabetes tipo II o la hipercolesterolemia“; y sostiene en este ámbito, que la idea es “afinar un poco más en el tratamiento del paciente que no tiene una obesidad grave, pero que sufre diabetes“.

Fuente: Infodiabético

Anuncios

La cirugía también cura la diabetes en pacientes no obesos

La cirugía también cura la diabetes tipo 2 en pacientes no obesos, han asegurado los expertos del Instituto Médico Europeo de la Obesidad (IMEO), que ha inaugurado recientemente un Punto de Información para Diabéticos en su clínica de Madrid. De esta forma, estos especialistas exponen que el tratamiento quirúrgico libra de esta enfermedad a los pacientes con un índice de masa corporal normal, además de a los diabéticos que sufren obesidad.

 

Por este motivo, esta institución ha creado este servicio, en el que se ofrece “orientación sobre nutrición y cirugía aplicada a la diabetes de forma gratuita a lo largo del año”.

 

Desde el IMEO afirman que la diabetes tipo 2, que es “la que presenta la gran mayoría de la población”, se llega a curar en un alto porcentaje de los casos, ya sea a través de cirugía o con un cambio de alimentación y hábitos. “Lo que era impensable plantearse hace unos años, ahora es realidad”, señala al respecto el portavoz del instituto, Rubén Bravo.

 

A su juicio, esto supone “una esperanza” para millones de pacientes que conviven diariamente con fármacos e insulina. Para ellos existe una solución a través de una cirugía laparoscópica, que suele durar alrededor de una hora, y por la que “se deriva el tránsito digestivo entre el duodeno y el tramo superior del intestino delgado”, explica. De esta forma, se impide que el alimento pase por éste segmento del sistema digestivo “y las inmediaciones del páncreas”, lo que hace que se reduzca la absorción calórica de los alimentos ingeridos “regulando los niveles de glucosa, colesterol y triglicéridos”, manifiesta.

 

“Nuestra experiencia con la cirugía aplicada en estos casos nos ha demostrado que la curación de diabetes tipo 2 es total en pacientes con medicación oral en el primer estadio de la enfermedad, donde el deterioro del páncreas es aún reducido”, continúa el portavoz del IMEO.

 

Tras dos o tres semanas, se retiran los fármacos al paciente. Por su parte, en los pacientes con una medicación inyectable donde la enfermedad se encuentra en un estadio más avanzado, “también se logra en un alto porcentaje la curación total”, señala. En casos más complicados, se obtiene “una importante reducción de la dosis de insulina inyectable o un cambio a tratamiento oral”, sostiene.

 

No obstante, Bravo destaca que para no llegar a desarrollar la enfermedad es importante mantener el índice de masa corporal estable, “especialmente en aquellas personas que tienen antecedentes familiares de diabetes”. Para él, “el riesgo disminuye si se pierde el sobrepeso”.

Fuente: Infodiabético

Curar la diabetes con la terapia genica

Investigadores de la Universidad de Barcelona, han podido comprobar que la diabetes se puede curar con animales grandes mediante lo que se conoce como terapia génica.

Estos científicos han estudiado durante mas de cuatro años a perros afectados de diabetes y en ninguno de los casos la diabetes volvió a reaparecer, la terapia es muy sencilla, consiste en la inyección de de varias inyecciones en las patas traseras del perro, para introducir vectores de terapia génica con el objetivo de expresar el gen de la insulina al igual que a la glucoquinasa.

Tanto la insulina como la glucoquinasa, pueden actuar juntas y al hacerlo lo que obtienen es la captación automática de glucosa de la sangre reduciendo la hiperglucemia en la sangre.

Esto se realizo por primera ves en animales grandes, luego en roedores y los resultados fueron siempre favorables, hasta ahora se han llevado a cabo estudios similares administrados en el musculo esquelético para tratar otras enfermedades, por lo que se cree que esta terapia podría ser llevada a la clínica si bien faltan mas estudios para confirmar estos resultados, se trata de un gran avance para la ciencia y para las personas que padecen de diabetes.

Fuente: La diabetes.net

Cirugía para la diabetes

Con una cierta periodicidad aparecen en prensa noticias relacionadas con la salud que nos llenan de esperanza. Recientemente hemos leído “La cirugía cura la diabetes“. Hasta ahora sabíamos que la diabetes era incurable. Una vez que aparecía conseguíamos controlarla con tratamiento médico pero no curarla. También sabíamos que si los pacientes no ganaban peso o perdían el peso sobrante, la enfermedad mejoraba incluso remitía. Hoy aparece la palabra “curación”, y todos los diabéticos que hasta ese momento creían que su grave y latosa enfermedad era para siempre, ven el cielo abierto y acuden llenos de esperanza a que un bisturí le arregle aquello que la ciencia médica no ha sido capaz de solucionar.

¿Que hay de cierto en todo ello?. Desde hace varios años, sabemos que los pacientes obesos y diabéticos que por su obesidad habían sido operados mediante técnicas de cirugía bariátrica, conocida coloquialmente como reducción de estómago, la diabetes remitía y en algunos casos desaparecía totalmente, quedando durante años libres de enfermedad.

En la actualidad los beneficios que la cirugía bariatrica y la pérdida de peso producen sobre la diabetes son incuestionables. Cuando el diabético obeso, siempre que sea un diabético tipo 2, se somete a un proceso quirurgico dirigido a cambiarle los patrones alimentarios y el funcionamiento de las hormonas gastrointestinales, tiene muchas probabilidades de conseguir quitar la palabra diabetes de la lista de dolencias. Pero yo no hablaría de curación, sino de una remisión total o parcial de la enfermedad.

Los resultados dependerán de la edad del pacientes, de los años de evolución de la enfermedad, del grado de control glucémico previo o de si precisaba o no insulina para su tratamiento y por su puesto de la cantidad de peso perdido con la cirugía, y del mantenimiento del peso perdido posteriormente.

La cirugía de la diabetes conocida como cirugía metabólica es una buena alternativa si está bien indicada. Es aplicable a pacientes diabéticos tipo 2 con obesidad, con menos de 15 años de evolución de la diabetes, cuando la enfermedad es difícil de controlar. Hay que contar con un buen equipo multidisciplinar (cirujanos, endocrinos) que conozca el manejo de la enfermedad y de las técnicas quirúrgicas para aplicar la más indicada en cada caso. No creo que se pueda hablar de curación pero si de una remisión total o en el peor de los casos parcial debida a una mejora en el control de la enfermedad, disminución en la toma o inyección de fármacos y de complicaciones a largo plazo.

Fuente: Blog de Susana Monereo

Aplican “bypass” para controlar la diabetes en ciudad de México

La reducción del tamaño del estómago y el desvío del intestino delgado a través de una cirugía llamada “bypass” gástrico beneficia a quienes padecen obesidad mórbida y se presenta como una alternativa para el control de la diabetes mellitus tipo II.

Con el “bypass” gástrico se divide en dos al estómago y a la parte más pequeña se le une el intestino delgado, al que también se le corta un metro, para con ello acelerar el proceso digestivo y se genere un proceso mediante el cual la producción de insulina sea de mejor calidad, explicó el doctor Francisco Campos, coordinador del programa de obesidad de la Secretaría de Salud del DF en la Clínica Integral de Cirugía para la Obesidad y Enfermedades Metabólicas en el hospital General Doctor Rubén Leñero.

“A los pacientes con obesidad y diabetes mellitus tipo II que son operados con ‘bypass’, después de la cirugía tienen un 80% de control de la diabetes. No curamos la diabetes pero los pacientes la controlan, disminuyen el consumo de medicamentos y los niveles de insulina vuelven a regularse”, explica.

Desde 2008 han sido operados 300 pacientes en la Clínica Integral de Cirugía para la Obesidad y Enfermedades Metabólicas; sus edades oscilan entre 30 y 45 años y en su mayoría son mujeres quienes deciden operarse; 25% son diabéticos tipo II y todos han mejorado su control de azúcar en la sangre, dijo el especialista.

Aún se analiza la posibilidad de que el “bypass” también pueda aplicarse a personas que viven con diabetes mellitus tipo II y que no son obesas.

Marcos Castañeda es el cirujano titular del Programa de Obesidad de la Clínica; ha realizado 100 cirugías de este tipo y define el procedimiento como complejo: “Es una cirugía de detalles y de arduo trabajo en equipo”.

Reconoce que el “bypass” se diseñó para pacientes obesos y luego se descubrió que los enfermos obesos y con diabetes que se sometían a la cirugía controlaban la enfermedad luego de la operación; “tiene un efecto metabólico directamente en el paciente diabético”, señala el especialista.

Fuente: El Universal

Cirugía contra la Diabetes

El problema de la diabetes mellitus a nivel mundial es enorme y constituye actualmente una epidemia. Existen en el mundo 120 millones de pacientes con esta enfermedad y en el año 2012 se prevé que los afectados llegarán a ser más de 226 millones de personas.

El Doctor Daniel Campos uno de los cirujanos de obesidad de mayor prestigio y pionero de la cirugía Laparoscópica en el país, explica que la diabetes es actualmente una de las principales causas de ceguera, insuficiencia renal y amputación de extremidades. Además es causa directa de los principales motivos de muerte en nuestro país, como son las enfermedades coronarias (infarto cardiaco).

Desgraciadamente México ocupa uno de los primeros lugares con personas enfermas de diabetes a nivel mundial y probablemente tiene el primer lugar en Latinoamérica.

El doctor Daniel Campos, quien es el director del Centro de Obesidad del Hospital Ángeles señala que la diabetes es una enfermedad crónica, progresiva e irreversible que frecuentemente se asocia a otras como son: la hipertensión arterial, la obesidad, el síndrome metabólico y el aumento de colesterol y triglicéridos.

A pesar de que la cantidad de medicamentos se ha incrementado en forma importante, los médicos clínicos no pueden tener en control total a una gran mayoría de los pacientes.

La Asociación Americana de Diabetes, (ADA, por sus siglas en inglés) reporta que solo 7% de los pacientes tiene un control total de su estado metabólico por parte de su médico.

En vista de lo anterior, en los últimos años ha cobrado relevancia una serie de procedimientos quirúrgicos encaminados a llevar al paciente a remisión parcial o total de su diabetes y de su desorden metabólico.

Producto de la investigación de varios años y de miles de pacientes actualmente tenemos procedimientos que pueden llevar a índices de remisión de la diabetes hasta del 80%.

En los últimos años, el doctor Daniel Campos ha tenido la oportunidad de ser parte de dos congresos mundiales sobre cirugía de diabetes en la ciudad de Nueva York, en donde científicos de todo el mundo discuten sobre estos procedimientos con resultados muy alentadores.

“Tenemos en esta ciudad cada vez más pacientes diabéticos operados con resultados asombrosos en cuanto a control de la diabetes”, señala el especialista.

El doctor también subraya que el paciente debe ser valorado por un cirujano experto en este tipo de cirugías y una vez analizado el caso ver la conveniencia de estos procedimientos para él.

El cirujano junto con médicos expertos en diabetes determinará si el paciente es candidatos a alguno de estos procedimientos y a cual de ellos.

Por último, el doctor Campos recuerda a nuestros lectores que la diabetes mellitus mata actualmente a miles de pacientes en nuestro país, solo un pequeño número de ellos tiene control verdadero con insulina o los medicamentos existentes en el mercado. Si este es el caso la cirugía probablemente pueda ayudar en mucho a nuestros pacientes.

“Suena raro y hasta provocador hablar de cirugía para un padecimiento que siempre se ha tratado con medicamentos, pero en la actualidad la cirugía está controlando ya a miles de pacientes diabéticos en el mundo”.

Fuente: Doctor en Casa

El ejercicio tras la cirugía bariátrica mejora el metabolismo de la glucosa

Una nueva investigación confirma que practicar ejercicios luego de haberse sometido a una cirugía para bajar de peso no sólo ayuda al control de la obesidad sino también a disminuir la respuesta del cuerpo frente a los niveles del azúcar en la sangre. Sigue leyendo para que conozcas todos los detalles.

La dieta no lo es todo a la hora de perder peso. Si bien es un factor fundamental para lograr un peso saludable, es igualmente importante acompañarla con una rutina de ejercicios que mantengan el cuerpo en movimiento. Sin embargo, muchas veces no es fácil lograr el peso deseado. De hecho, la obesidad es una de las enfermedades no transmisibles que más preocupaciones genera en todo el mundo, ya que con ella aparecen otros problemas de salud, como la diabetes, el colesterol alto y otras condiciones que, a largo plazo, pueden afectar al corazón.

Cuando el exceso de peso es tan elevado que pone en riesgo la vida de la persona, entonces la denominada cirugía bariátrica puede ser una alternativa.

La cirugía bariátrica ayuda a la gente muy obesa a perder peso, ya que limita la cantidad de comida que cabe en el estómago, lo que hace que la persona se sienta satisfecha tras comer muy poco. A veces, esta cirugía también limita las calorías y los nutrientes que el cuerpo puede absorber, y por eso se deben tomar suplementos vitamínicos.

Existen distintos tipos de cirugías bariátricas y todos tienen riesgos, por eso es importante analizar con el médico si te conviene o no someterte a este tratamiento, que luego requerirá cambios importantes de varios hábitos de por vida. En general, las personas se someten a este tipo de cirugía cuando han probado otros métodos para perder peso y no han tenido éxito o, cuando tienen problemas serios de salud causados por la obesidad.

Lo positivo es que, asociado a los riesgos, la cirugía bariátrica también ofrece varios beneficios: podría resolver varios problemas de salud y mejorar las condiciones de vida de las personas. Por ejemplo:

Mejora o elimina la diabetes de tipo 2.

• Mejora o elimina la presión alta o hipertensión.

• Ayuda a normalizar el nivel de grasas en la sangre, lo que reduce el colesterol de densidad baja o LDL (colesterol malo) y los triglicéridos, y aumenta el colesterol de densidad alta o HDL (colesterol bueno).

• Mejora la fertilidad de la mujer y reduce los efectos del síndrome de los ovarios poliquísticos, un trastorno en el que la mujer tiene un nivel elevado de las hormonas masculinas y mayor riesgo de tener menstruación irregular o ausente, infertilidad y diabetes.

• Aumenta la producción de la testosterona en el hombre.

Pero todos estos beneficios no se logran sin esfuerzo. Quienes han pasado por esta experiencia saben lo compleja que es la recuperación. Prácticamente, deben aprender a comer nuevamente, como si fueran bebés, y junto a la dieta descubren qué tan importante es el ejercicio.

Al respecto, un estudio reciente publicado en la revista Obesity reafirma esta idea y añade casos nuevos en los que el ejercicio luego de esta cirugía no sólo ayuda a mantener el peso sino también a mejorar el metabolismo en la diabetes tipo 2.

Los investigadores del Centro Médico de la Universidad de Texas, en Estados Unidos, analizaron a un grupo de personas obesas que se habían sometido a esta cirugía y encontraron que quienes hicieron ejercicio también tuvieron un mayor gasto de energía durante la actividad física moderada y demostraron una disminución significativa en la respuesta de la glucosa (el azúcar) después de las comidas, así como otras mejoras en la calidad de vida.

Además, los investigadores descubrieron que los pacientes tienden a cumplir más con las recomendaciones nutricionales si guardan un registro diario de sus alimentos, anotando todo lo que comen y beben.

¿Cuál es tu condición? ¿Estás pensando en hacerte una cirugía para adelgazar? Recuerda que tiene riesgos y que los cambios posteriores serán para siempre, que implicará una modificación en tu estilo de vida.

Y si de mejorar los hábitos se trata, no hace falta esperar. Cualquiera que sea tu caso, tanto si sabes de qué se trata esta cirugía o todavía estás pensando en qué hacer, lo cierto que es el ejercicio regular que acompaña una dieta saludable, siempre puede ayudar a mejorar tu imagen y a sentirte fuerte y lleno de vida.

Fuente: Vida y Salud.