Planean inmunizar a usuarios del Metro

A partir de la próxima semana la vacuna contra el virus de la influenza A H1N1 comenzará a aplicarse en estaciones del Metro.

El secretario de Salud del DF, Armando Ahued Ortega, informó que se aplicarán 50 mil dosis exclusivamente entre pasajeros con obesidad mórbida, mujeres embarazadas sin importar los meses de gestación, así como usuarios que se declaren diabéticos, hipertensos, con cáncer, portadores de VIH, inmunodeprimidos o con enfermedades respiratorias crónicas.

El funcionario dijo que aún no se decide en qué estaciones del Metro iniciará esta campaña de vacunación. Tomarán en consideración la afluencia de pasajeros, el perfil de los mismos y el espacio disponible en pasillos y accesos.

Dijo que “no se requiere ningún papel para obtener la vacuna. Nada más que decir: “Yo tengo este problema… Obesos, diabéticos, hipertensos, asmáticos. No se necesita que lleven ningún papel”.

Con esta campaña se ampliará la cobertura de capitalinos a vacunar, pues cuando las primeras dosis llegaron, sólo se inmunizaba a personal de Salud, a mujeres en el primer trimestre de embarazo y a niños menores de dos años.

 

Habrá módulos de médicos y enfermeras de la Secretaría de Salud local en las estaciones del Metro.

Aumentan males respiratorios

Ahued Ortega informó que la vacuna contra el virus A H1N1 no está disponible en todos los centros de salud, porque requiere de un manejo “muy especial”.

Invitó a la población a llamar a Locatel, al 5658-1111, para que se informe acerca de los lugares en que está disponible el fármaco.

 

Dijo que de entrada cuentan con más de 50 mil dosis, aunque el lunes fue informado de que están por llegar varios millones más, que se repartirán en todo el país.

Descartó que la capacidad hospitalaria del DF vaya a ser rebasada por los casos de influenza, aunque reconoció que la demanda en centros de salud por males respiratorios ha incrementado 30%. (Con información de Notimex)

Fuente: El Universal

Anuncios

Vacunacion contra virus AH1N1 a personas con diabetes

La Secretaría de Salud (Ssa) inició ayer la vacunación contra la influenza A H1N1 a grupos vulnerables y, paralelamente, lanzará una campaña de comunicación con la que pretende contrarrestar la propaganda negativa que por internet ha demeritado la eficacia del medicamento.

La vacuna se aplica desde ayer a mujeres embarazadas, personas que cuidan a niños y quienes tienen algún padecimiento crónico como diabetes, obesidad, hipertensión, cáncer y sida, entre otros.

Se espera buena aceptación de la vacuna en ese sector que es el más grande, pues incluye entre 15 y 20 millones de personas, quienes además del sector médico, embarazadas, los niños de entre seis y 24 meses y los adultos mayores son quienes serán inmunizados.

A pesar de que la dependencia anunció que ayer arrancaría una intensa campaña a través de los medios de comunicación para promover la vacunación y contrarrestar la mala imagen de la vacuna será hasta este miércoles cuando dé inicio.

La publicidad consiste en invitar a las personas que tengan una indicación de ser inmunizadas a que acudan a aplicarse la vacuna a los centros de salud, pues es la principal estrategia para mitigar un posible rebrote del virus A H1N1 durante enero y febrero.

Para ello la Secretaría de Salud tiene previsto que para la próxima semana en el país ya estén distribuidas 12 millones de dosis de la vacuna, cinco millones son las que el gobierno de Canadá prestó a México, mientras que nuestro país recibe el total de 30 millones que compró a dos laboratorios europeos.

El secretario de Salud, José Ángel Córdova Villalobos, informó que hasta el 4 de enero se habían vacunado 550 mil 744 personas, de éstas 120 mil embarazadas. Del total sólo 64 personas han presentado alguna reacción alérgica leve.

La dependencia destacó que de acuerdo con una encuesta, 86 por ciento de los mexicanos tiene confianza en la vacuna.

Al respecto, el titular de Salud mencionó que hasta el viernes 6 de enero el 

número de contagiados por la influenza A H1N1 se estableció en 68 mil 788 y 880 defunciones.

Para mayor información sobre los sitios donde se aplica la vacuna y el perfil de las personas que la deben recibir, los interesados se pueden comunicar al número 01 800 123 1010; y consultar la página de la secretaría: http://www.salud.gob.mx.

Es “extraordinariamente” poco probable, pero las personas que se infectaron de influenza humana se pueden volver a contagiar, lo que, de acuerdo con la Secretaría de Salud, no cambia en nada la estrategia de México para hacer frente al nuevo virus.

“El virus en general causa inmunidad, pero sí es posible que algunas personas se infecten dos veces aunque extraordinariamente poco común”, admitió Alejandro Macías, el comisionado especial para la Atención de la Influenza en el Sector Salud.

El vocero de la Secretaría de Salud explicó que esta situación, que se puede dar de manera excepcional, no implica que se tenga que vacunar dos veces durante una misma temporada.

“Un problema es que el virus va cambiando paulatinamente y en los meses y años subsecuentes el mismo virus puede volver a infectar, entonces el año que entra se tendrán que volver a poner la vacuna”, detalló.

La semana pasada Chile informó que tres pacientes que se contagiaron del virus A H1N1 y se recuperaron con tratamiento antiviral volvieron a ser portadores del nuevo virus.

Los primeros tres casos de recontagio fueron publicados en la primera edición de 2010 de la revista Emerging Infectious Diseases de los Centros para el Control y la Prevención de enfermedades (CDC) de Estados Unidos.

Fuente: Excelsior

40 por ciento de las personas que murieron por el virus A(H1N1) presentaron diabetes

La Secretaría de Salud (SSa) confirmó el contagio de 67 mil 221 personas con influenza A/H1N1 y 780 defunciones por este nuevo virus, mientras que en el mundo se reportan por lo menos nueve mil 596 fallecimientos.

El documento ‘Situación Actual de la Epidemia’, con fecha de 16 de diciembre, que se difunde por Internet, precisó que 69.5 por ciento de las defunciones fueron en hombres y mujeres entre 20 y 54 años de edad, de los cuales, 50.5 por ciento corresponde al sexo masculino.

Detalló que 40 por ciento de las personas que murieron presentaron padecimientos metabólicos como diabetes, así como tabaquismo, enfermedades respiratorias crónicas, cánceres y autoinmunes.

Asimismo, los principales síntomas en 87 por ciento de los casos fue fiebre, tos, ataque al estado general, expectoración, dolor de cabeza y en algunos casos náuseas, diarrea y vómito.

La SSa indicó que en todo el territorio nacional se tiene presencia del virus; pero donde más casos se presentan están: Distrito Federal, con siete mil 593 casos; San Luis Potosí, con cuatro mil 170; estado de México, cuatro mil 79 contagiados, y Jalisco con tres mil 919.

Se exhorta también a la población a aplicar las medidas de prevención y contención de ese nuevo virus como es el constante lavado de manos, limpieza en superficies y manijas de puertas, uso de gel antibacterial, no exponerse al frío y en caso de presentar síntomas de gripe acudir al médico y no automedicarse.

Fuente: Excelsior

Vacunarán en enero a población vulnerable al virus AH1N1

El secretario de Salud, José Angel Córdova Villalobos, anunció que será vacunada los primeros días de enero contra la influenza humana A(H1N1) la población vulnerable, como enfermos de cáncer y VIH/Sida, diabéticos y obesos mórbidos, entre otros.

Entrevistado en el edificio de la Lotería Nacional, donde encabezó el sorteo del billete conmemorativo a la Semana Nacional de Discapacidad, reconoció que se avanzó casi 50 por ciento la vacunación contra el A(H1N1) entre los trabajadores del sector salud, así como en las embarazadas, que fueron el primer grupo a quienes se les aplicó.

El funcionario informó que llegaron la semana pasada al país un millón 400 mil dosis, que se suman a las 865 mil del primer bloque y que en esta semana arribarán 490 mil que corresponden a los laboratorios ingleses y se tienen adyuvantes.

Fuente: El Economista

La gripe H1N1 de 2009 y las personas con diabetes

Las personas con diabetes tienen un mayor riesgo de sufrir complicaciones y enfermedades graves, incluyendo hospitalizaciones y la muerte, a causa de la gripe de temporada y la gripe H1N1 de 2009. Los CDC de EE.UU. recomiendan que todas aquellas personas con cualquier tipo de diabetes, entre las edades de 6 meses y 64 años, reciban la vacuna contra la gripe H1N1 de 2009. Además, se recomienda que todas las personas con diabetes, que tengan 6 meses de edad o más, y las personas de 65 años en adelante, se vacunen contra la gripe de temporada.

No deben recibir la vacuna contra la gripe en forma de spray nasal. Además de vacunarse, las personas con diabetes deben tomar precauciones diarias para protegerse contra la gripe.

Las personas que padecen diabetes, con caso confirmado o posible de gripe H1N1 de 2009, deben recibir tratamiento de inmediato con los medicamentos antivirales oseltamivir (Tamiflu) y zanamivir (Relenza). También debe seguir un plan de control de su diabetes, además de las pautas para los días en que está enfermo, que usted deberá elaborar junto con su médico.

Fuente: Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC)

Obesidad supera en letalidad al virus

Además de la influenza A H1N1, la obesidad es otra de las pandemias que mantiene a la Secretaría de Salud (Ssa) en alerta. Consume más recursos de la dependencia la segunda que la primera y también provoca más muertes.

“La obesidad no se transmite de unos a otros, pero sí es grave, nada más piensen que se mueren 75 mil personas por diabetes al año y llevamos 226 por influenza, a lo mejor llegamos a dos mil o tres mil por influenza en un año. No tiene punto de comparación, de ahí la gravedad”, advirtió el titular de la SSa, José Ángel Córdova Villalobos

No es sólo una cuestión de estética. La obesidad está asociada con las enfermedades crónicodegenerativas que causan el mayor número de muertes de mexicanos.

“Es la pandemia no transmisible más importante que tenemos ahora; así como la influenza nos preocupa tanto, creo que mucho más nos debería preocupar el futuro de nosotros y de nuestros hijos por lo que representan la obesidad y el sobrepeso en México”, aseguró Córdova Villalobos al poner en marcha el programa Tour de la Vida, que tiene el objetivo de fomentar hábitos saludables.

México ocupa el segundo lugar en sobrepeso y obesidad de todo el mundo. Y es el primero si hablamos sólo de niños.

Y es que ni siquiera los hijos de los trabajadores de la salud salen bien librados: un estudio entre mil 100 niños reveló que casi 42 por ciento tiene sobrepeso u obesidad y 5 por ciento padece niveles elevados de glucosa; es decir, serán o son diabéticos ya. Tienen sólo entre seis y 12 años, y si no se cuidan, en 20 años pue-den quedar ciegos o amputados.

“Cuando una persona empieza con problemas de diabetes, si no lleva un cuidado adecuado, 20 años después va a empezar a tener todas las complicaciones, o se va a empezar a quedar ciego o va requerir una amputación, o va a necesitar de una diálisis continua y probablemente un transplante de riñón”, detalló el encargado de la política de salud.

El aumento de peso es resultado de una mala alimentación y también consecuencia de la falta de actividad física. En México, sólo 25% de los hombres y 15% de las mujeres mayores de 25 años hace ejercicio. Y de nuevo los niños son los que más preocupan: dedican únicamente 32 minutos al deporte en la semana, cuando deben ser por lo menos cinco horas.

“Estamos generando una nueva población enferma. Antes teníamos la antigua creencia de ‘mira qué bonito, mira qué gordito, ha de estar muy sanito’. Ahora es algo que no va ya con lo que estamos viendo en nuestras realidades. Tendremos que tratar a todos los enfermos que lo requieran pero tenemos que invertir más en al prevención”, indicó el el funcionario federal.

Córdova reconoció que el resultado se verá en una o dos generaciones más, pero pidió a los mexicanos no “aflojar el paso” para contener la “pandemia no transmisible del siglo XXI”, porque de no atenderse, ningún sistema de salud será capaz de atajar sus consecuencias.

“La diabetes y el sobrepeso consumen una tercera parte del presupuesto de muchas de las instituciones de salud en atención médica, la diabetes con sus complicaciones pueden hacer que los sistemas de atención se vuelvan insustentables”, alertó.

Fuente: Excélsior

34 por ciento de las personas fallecidas por la nueva influenza eran obesas o diabéticas

Sobre lo ocurrido con la pandemia de influenza A/H1N1, el especialista llamó la atención sobre el hecho de que 34 por ciento de las personas fallecidas a causa de la nueva cepa eran obesas o diabéticas. Comentó que las enfermedades crónicas desgastan el organismo y alteran el sistema de defensas, lo que explica que estos individuos sean más vulnerables frente a cualquier otra enfermedad.

—————

La mitad de los mexicanos tienen síndrome metabólico, es decir, una o más alteraciones físicas (sobrepeso, niveles elevados de glucosa, presión arterial, triglicéridos y colesterol) que los predisponen al desarrollo de enfermedades graves, como diabetes e hipertensión arterial, así como al riesgo de sufrir un infarto cerebral o al miocardio, afirmó Antonio González Chávez, organizador de la primera Conferencia Científica sobre Síndrome Metabólico.

Destacó la gravedad de este problema de salud pública, porque 90 por ciento de quienes actualmente padecen diabetes tienen como antecedente el síndrome metabólico. De haberse atendido en esa etapa habrían podido evitar el desarrollo del padecimiento, el cual representa la principal causa de mortalidad en el país.

En entrevista, González Chávez, también jefe de medicina interna del Hospital General de México, explicó que el concepto de síndrome metabólico se originó hace apenas una década, cuando se confirmó la presencia de alteraciones del organismo que hasta entonces eran atendidas de manera aislada, pero que en realidad condicionan el desarrollo de males comunes.

Es altamente probable –dijo– que una persona con sobrepeso u obesidad también presente niveles de glucosa más altos de lo normal, lo que significa que se encuentra en la etapa de prediabetes; o una presión arterial también alta sin todavía haber alcanzado la condición de hipertenso.

Un registro de niveles elevados de colesterol y triglicéridos incrementa el riesgo de eventos cerebrovasculares. Para el diagnóstico del síndrome metabólico también se incluye a las personas con antecedentes familiares de estos padecimientos, así como a quienes llevan una vida sedentaria y una alimentación no saludable.

Lo que ha predominado es el sobrepeso y la obesidad, explicó González, y puntualizó que la existencia de uno solo de estos factores de riesgo obliga al médico a buscar el resto de los síntomas del síndrome metabólico.

Destacó la importancia del tratamiento médico, porque, si se detectan en este estadio, es posible evitar y revertir la afectación a la salud, afirmó.

Sobre lo ocurrido con la pandemia de influenza A/H1N1, el especialista llamó la atención sobre el hecho de que 34 por ciento de las personas fallecidas a causa de la nueva cepa eran obesas o diabéticas. Comentó que las enfermedades crónicas desgastan el organismo y alteran el sistema de defensas, lo que explica que estos individuos sean más vulnerables frente a cualquier otra enfermedad.

Respecto a la cantidad de personas que presentan síndrome metabólico, indicó que en el Hospital General de México se realizó un estudio de los familiares que acompañan a los pacientes del nosocomio: individuos aparentemente sanos que no acudieron a solicitar consulta. Del total de entrevis- tados y examinados clínicamente, 46 por ciento presentaron los síntomas del síndrome metabólico y, de continuar esa tendencia, para 2025, 55 por ciento de la población estará afectada.

Fuente: La Jornada