Preocupa el aumento de los casos de diabetes en los adolescentes

Hay una enfermedad que se llama Mody (del inglés Maturity Onset Diabetes in the Young, que significa Diabetes de la Madurez en los Jóvenes) y afecta directamente a los adolescentes y jóvenes menores de 25 años. Al conmemorarse hoy el Día Mundial de esta patología crónica -en la actualidad hay 366 millones personas con distintos grados de diabetes en todo el mundo, según estudios internacionales-, los especialistas locales ponen atención en el incremento año a año de los chicos que desarrollan Mody.

“Se trata de jovencitos que jamás comieron fibras, vegetales ni frutas y que prácticamente nunca hicieron actividad física”, describió Beatriz Sólito de Rossi, licenciada en Nutrición. Generalmente son chicos obesos, con mamas agrandadas, estrías a los 12 años y que no quieren asistir a una pileta de natación “porque tienen vergüenza”, agregó.

—¿Los chicos son conscientes de lo que les está pasando?

—No, para nada. No toman la responsabilidad de lo que sucede con la glucemia ni entienden el procedimiento correcto. Lo que realmente les molesta es la parte física; no quieren que sus compañeros los visualicen en ese estado. Se da más en los varones que en las mujeres, pero al mismo tiempo ellos son más responsables que las chicas debido al rechazo que le genera verse de esa manera.

—¿De cuánto es el crecimiento año tras año en las consultas de este tipo?

—Es un incremento muy significativo. Nosotros no diagnosticamos diabetes, sino que detectamos posibles alteraciones para cuando llegan a la consulta médica. De ese modo, el diagnóstico será preciso. Sabemos que la resistencia a la insulina no tratada es un paso a la diabetes tipo 2, por lo tanto siempre aconsejamos que la detección sea inmediata y veraz, además de que el tratamiento debe ser continuo por referirse a una enfermedad crónica.

Dentro de la caracterización de un perfil Mody, los afectados presentan sensación de pesadez, desgano o, llamativamente, se detecta la presencia de hipertensión arterial en el adolescente. “El número de consultas aumenta cada vez más”, afirmó Beatriz Sólito.

En Santa Fe

El doctor Ciro Busso es el director del Programa de Control de Diabetes del Ministerio de Salud de la provincia. Según sus estimaciones, en todo el territorio santafesino “hay alrededor 340.000 personas con diabetes, teniendo en cuenta que hoy se calcula que el 10 % de la población sufre esta enfermedad y que la provincia tiene aproximadamente 3.400.000 habitantes”. La ley provincial 10.674 adopta los alcances de la normativa nacional N° 23.753.

Sin embargo, el endocrinólogo, que atendió a El Litoral a pesar de estar afectado con una licencia por enfermedad, reconoció que “en la nómina que se maneja desde el programa sólo hay 20.000 diabéticos registrados, lo cual indica que hay un subregistro y que muchas personas no están siendo anotadas”.

—¿Por qué sucede esto?

—Por un poco de fiaca y desidia también (refiriéndose a quienes deben anotar las detecciones). A veces nos encontramos con pacientes que deben recibir atención médica por diabetes, pero al mismo tiempo no figuran en el registro.

Fuente: El Litoral

A los jóvenes mexicanos les está atacando una nueva forma de diabetes

Se trata de un tipo poco usual de esta patología que se presenta principalmente entre la población menor a 35 años. De ahí se deriva su denominación, que literalmente significa diabetes durante la madurez de los jóvenes (MODY por sus siglas en inglés).

En nuestro país se considera que va en aumento el número de afectados por esta enfermedad. Según expertos de la Asociación Mexicana de Diabetes (AMD), el incremento oscila en un cuatro por ciento anual.

La diabetes del tipo MODY es una enfermedad autosómica, lo que significa que es heredada por un solo gen anormal de alguno de los padres (por este motivo también se considera enfermedad monogénica).

El doctor Germán Arias González, especialista de la AMD, señala que esta patología se caracteriza porque los pacientes suelen tener un peso normal, y en caso de existir sobrepeso no es un factor determinante en el desarrollo de la enfermedad.

Otra característica propia del desarrollo de la diabetes MODY es que las personas afectadas no son dependientes de insulina (hormona que interviene en el aprovechamiento metabólico de los nutrientes y cuyo déficit provoca la diabetes mellitus).

Este último factor se debe en gran medida a que las personas que padecen la patología son jóvenes que aún cuentan con reserva pancreática (capacidad que presenta un páncreas dañado para fabricar insulina, aunque sea en menor cantidad y calidad). Sin embargo, el doctor Arias González destaca que a largo plazo, las persona afectadas con diabetes MODY requerirán de insulina puesto que en determinado momento ésta se agota.

Por su parte, el doctor Raúl Calzada León, endocrinólogo del Instituto Nacional de Pediatría, refiere que este tipo de afección monogénica comprende siete subtipos, cada uno de ellos caracterizado por un defecto en la secreción de insulina distinto.

¿Te duele todo pero no tienes nada?

Para ejemplificar este fenómeno, la Sociedad Española de Diabetes a través de su revista electrónica Avances en Diabetología apunta algunas características de diversos subtipos de diabetes MODY.

Los subtipos 1 y 3 responden bien ante bajas dosis de medicamentos llamados sulfonilureas  (antidiabéticos orales cuyo efecto libera insulina a las células del páncreas). El subtipo 2, por ejemplo, rara vez requiere tratamiento farmacológico; mientras que el subtipo 5 suele requerir de metformina o insulina y no responde a sulfonilureas.

Por estas razones, el doctor Arias González precisó que es muy importante realizar un diagnóstico genético sobre la enfermedad, pues se pueden presentar múltiples confusiones con otro tipo de diabetes, además este diagnóstico permitiría individualizar el tratamiento.

Funet: QUO mx.